Alexa: la voz de Amazon que se incomoda cuando le preguntan sobre la CIA

Será mejor que duermas con un ojo abierto, porque podrías tener un espía en tu casa. Hablamos de un producto de Amazon, más concretamente de su Alexa. Esta interfaz de inteligencia artificial tiene forma física, se puede colocar en cualquier lugar de la casa y está siempre dispuesta a escuchar las órdenes de los usuarios a través de sus siete micrófonos integrados.

Pero después de la filtración de más de 8.000 páginas de documentos relacionados con el programa de espionaje de la CIA, la histeria general ha dado pie a un rumor que dice que los dispositivos ‘Echo’ de Amazon graban las conversaciones de los hogares en una trama de conspiración que podría estar relacionada con la CIA. Para añadir más leña al asunto, una mujer grabó un vídeo mostrando lo que pasaba cuando hacía preguntas sobre la CIA a la Alexa de Amazon.

La primera cuestión que le hace es si la mentiría, a lo que la voz responde con un “Siempre trato de decir la verdad. No siempre tengo la razón, pero nunca te mentiría intencionalmente ni a ninguna otra persona”. Seguidamente, la mujer pide que le explique qué es la CIA y tras la contestación comienza a preguntar “Alexa, ¿estás conectada a la CIA?”. En este punto la voz se queda en silencio, la Alexa de Amazon no responde.

La empresa ya se ha encargado de solventar este problema actualizando Alexa para que la CIA no sea un tema tabú en su repertorio. Tal y como se puede ver en un nuevo vídeo, si le decimos si trabaja para la CIA ahora responderá con un “No, yo trabajo para Amazon”.

Aunque la respuesta anterior puede ser simplemente un error de la inteligencia artificial y no hay evidencias de que los ‘Echo’ de Amazon se hayan visto afectados por la campaña de la CIA, las preocupaciones sobre la privacidad de esta clase de asistentes personales está cuestionada desde su llegada al mercado, teniendo en cuenta que por su concepto es un dispositivo perfecto para espionaje en el hogar.

Amazon asegura que no da a conocer el contenido del cliente “a menos que estemos obligados a hacerlo para cumplir con la ley o una orden válida y vinculante de un organismo gubernamental o reguladora”. Las grandes tecnológicas tendrán que decir y hacer mucho más para ganar la confianza del cliente.

Loading...