Relato Ufologico : Instituto Reptiliano.

Por fin empiezo el instituto, esperemos que vaya tan bien, como el colegio.
Me levanto con sueño, debido a que la noche anterior me acosté bastante tarde, pero me da igual ya que la ilusión de empezar una nueva etapa en mi vida, me da fuerzas para levantarme.

Soy una chica de 12 años, rubia con ojos azules y con unos cuantos quilos de más, nunca tuve muchos amigos pero desde pequeña tuve un único amigo, que nunca le importo ser mi amigo se llama Marcos y es mi vecino y hoy empezamos el Instituto juntos.

Llego al instituto y alli estaba esperandome en la misma puerta.

Sus primeras palabras fueron llegas tarde Amparo.

Por cierto no lo e dicho pero me llamo Amparo.

Le dije bueno el primer día no pasa nada, solo es para presentaciones a lo que el me contesto, bueno aunque solo sean presentaciones si el primer día, llegamos tarde como terminaremos el curso.

Sin decir nada más entremos a la clase que nos tocaba, ya que en la misma puerta del instituto teníamos los nombres con la clase a la que teníamos que dirigirnos.

Marcos y yo nos sentemos juntos, aquello era un auténtico jaleo la gente gritaba muchos de ellos ya se conocían, la emoción de verse otra vez, les hacía alzar la voz de pronto y sin previo aviso un golpe en seco, nos dejó a todos paralizados, era un hombre alto de cerca de dos metros que decía ser el director del centro.

Debido a aquel golpe todos quedemos callados.

Y el pudo proseguir.

Me llamó Mateo y como ya e dicho soy el director de este centro desde hace más de 20 años.
Esta mañana iré por todas las clases de la gente que entro este año para que puedan conocerme.

De pronto se pudo escuchar la puerta un par de golpes en seco, y seguidamente se habrio la puerta, por ella apareció una mujer morena ojos verdes y con un vestido negro que a mi personalmente me encantó miro a la clase y seguidamente al director, al que le dijo soy la nueva profesora me llamo Belén.

A lo que el director le contesto, un placer conocerla solo la conocía por foto la de su curriculum.

El director alzó la mirada hacia nosotros y nos dijo que ella era nuestra maestra y tutora, y que nos daría todas las materias que diéramos ese año.

Se levanto y se dirigió a la puerta no si antes decirnos que su despacho estaba abierto para cualquier tipo de problema que no dudaramos en contar con el.

Con las mismas se despidió y se fue, la mañana paso rápido ya que solo estuvimos conociéndonos, y hablando de aquello que nos gustaba de lo que no, y de lo que estuvimos haciendo en el verano.

Salimos de clase Marcos y yo quedemos para salir por la tarde, ya que lo único que nos habían mandado a nosotros y a todo el instituto era una redacción.

No había llegado a mi casa cuando me sono el móvil era Marcos diciéndome que no podría ir, ya que tenia que ir a otro lado con su madre.

Tampoco me importo mucho ya que estaba bastante cansada, llegue a mi casa comí y me venció el sueño mientras que veía en la tele un documental sobre animales expecificamente sobre leones.

Desperté sobre las nueve de la noche, sobresaltada por unos ladridos.

Baje hasta el salón no había nadie solo una nota que decía que la cena estaba preparada en el horno que hoy doblaba turno, era mi madre que desde que yo nací solo la recuerdo trabajando, apenas la veía y mi padre nunca lo conocí según mi madre desapareció justo cuando yo nací, cene y me puse a ver la tele un rato,

De pronto sono mi móvil era mi madre que me preguntaba como estaba, si iva todo bien yo le conteste que había sido un día estupendo y que la echaba de menos, ella me dijo que con un poco de suerte los turnos dobles acabarían rápido y que podríamos tener más tiempo para nosotras.
Me despedí de ella y me dispuse a dormir.

A la mañana siguiente abrí los ojos y como no me había quedao durmiendo, me levante lo más rápido que pude, y me diriji al instituto cuando llegué las puertas estaban cerradas llamé al timbre y me abrieron, el director me esperaba en la misma entrada, para advertirme de que la próxima vez que sucediera esto sería amonestada y a la tercera vez sería expulsada, yo solo asenti con la cabeza y me diriji a mi clase.

No había llegado cuando pude notar una sensación extraña que recorrió todo mi cuerpo.

Algo que jamás había sentido entre en mi clase y me senté al lado de Marcos, que parecia estar algo pachucho, la maestra daba clase de lengua a mi personalmente me parecia una maestra encantadora.

Habrían pasado como unos 50 minutos cuando le dije a la maestra que necesitaba ir al baño, ella asintió con la cabeza y fui.

En el aseo había una niña algo mayor que yo de un curso superior, que me decía cojendome de las manos que llevara cuidado este centro no era lo que parecía, que tuviera los ojos muy abiertos.

Mientras me decía eso y con las manos bien cojidas a las mías pude notar ese escalofrío que volvió a recorrerme todo el cuerpo, y a mi cerebro comenzaron a llegar imagenes de cosas que ni siquiera entendía, después de aquello aquella niña desapareció a través de la puerta del baño.

Salí del baño perpleja por aquellas imágenes y por las palabras que aquella chica me había dicho.
Llegué y me senté en mi mesa, pude observar que Marcos no estaba había desaparecido, le pregunte a la maestra y me dijo que marcos estaba mal y se lo habían llevado a la enfermería.

Marcos no volvió a aparecer en toda la mañana, una vez terminado el instituto y no sabiendo nada de Marcos me diriji a su casa.

Llegue y me habrio su madre, le pregunte por Marcos y ella me dijo que hoy no se encontraba bien que debía descansar.

Asenti con la cabeza y me fui en mi casa como siempre no había nadie mi madre seguía trabajando, la tarde pasó rápida al día siguiente conseguí ver a Marcos al parecer ya estaba mejor, me acerque a él y le pregunte que te pasó aller a lo que el me miro y me contestó que nada pero de una forma muy poco amigable, de pronto sono el timbre y nos dirijimos a las clases, no tarde en darme cuenta, que la mitad de la clase estaban como robótizados eran como zombis no tenían expresión en el rostro y todo lo que hacían tanto gestos como movimientos eran muy raros.

Sentí mucho miedo y salí corriendo de aquella clase sin ni siquiera pedir permiso, llegué hasta la escalera de incendios de aquel centro y me puse a pensar en que estaba ocurriendo.

De pronto pude sentir una presencia en mi espalda, rápidamente miré hacia atrás y pude ver a aquella niña que ya había conocido en el baño.

Sin mediar palabra poso sobre mi mano una pequeña piedra amarillenta, y brillante y seguidamente aquella niña desapareció.

De pronto pude escuchar a través de los altavoces del centro como el director me llamaba para que fuera a su despacho guarde aquella piedra en mi bolsillo y me diriji hacia su despacho, cuando entré a aquel despacho pude ver al director asomado a la ventana de aquel despacho, y lo primero que me dijo fue que que era lo que me pasaba y que había empezado muy mal el instituto que de seguir así debería de dar parte a mi madre.

Perpleja por lo que me estaba pasando últimamente no me salieron las palabras que quería decirle, y se hizo un gran silencio en aquel despacho seguidamente el director me mandó a clase, y me dijo que seguiríamos hablando en otro momento.

Me diriji a clase y antes de entrar pude observar a través de un cristal que había en la puerta unos seres de color verde y con cara de reptil, casi toda la clase era reptiles hasta mi amigo.

Aquello no podía ser real estaría cansada asombrada por aquellos echos ni siquiera entre en clase salí despavorida hacia mi casa, conforme llegue me metí en Internet intentando averiguar que era aquello que había visto, después de más de 2 horas pude averiguar lo que había visto eran reptilianos y según decía en Internet eso reptiles eran lo que dominaban el mundo, y mi amigo no se como ni por qué era uno de ellos.

Cansada asustada y perpleja por los acontecimientos me quedé durmiendo me levante al día siguiente pensando que todo había sido un sueño un mal sueño que habría tenido me levante y volví a dirigirme a instituto.

Loading...