Cosas cotidianas de Corea del Sur que dan asombro al mundo

1. El Estado ayuda a las mujeres embarazadas

Todas las mujeres embarazadas en Corea del Sur reciben una tarjeta de crédito especial del gobierno. La misma cuenta con 500 USD a su disposición. Una futura madre puede gastar ese dinero solo para visitar a los médicos y comprar aquellas medicinas que necesita. Además, ellas pueden obtener un llavero especial (de carácter social) que permite un uso cómodo del transporte público. Los asientos para mujeres embarazadas en el metro están marcados de color rosa. El artefacto activa ese símbolo para que todos los pasajeros sepan que hay una futura mamá en el transporte. Esto es especialmente útil, tanto para las muchachas tímidas como para aquellas que están en sus primeras etapas de gestación. También hay lugares de aparcamiento especiales para ellas.

2. Casi todas las paradas de autobuses tienen un panel de información con el horario actualizado

Todos los autobuses allí son nuevos y están equipados con aire acondicionado. Los conductores visten con uniformes, guantes blancos y gafas de sol. El transporte funciona, prácticamente, las 24 horas al día, todos los días. Al mismo tiempo, un viaje en taxi se puede realizar casi por el mismo precio, siempre y cuando se junten 3-4 personas para abordar el mismo auto.

3. En los supermercados se pueden probar alimentos de forma gratuita

En la mayoría de los supermercados locales, la comida de degustación está al alcance de la mano de los clientes y sin restricciones, de forma casi ilimitada. Nadie controla cuántas veces pruebas los alimentos, y luego de comer un poco puedes decidir si comprar el producto o no.

4. Los coreanos adoran dar y recibir regalos prácticos

Un regalo tradicional en la fiesta de inauguración de una nueva casa suele ser un paquete de rollos de papel higiénico. Los coreanos creen que la longitud de los mismos insinúa la longevidad de sus vidas. Ellos, realmente, adoran los obsequios prácticos, especialmente, los relacionados con la comida. Por ejemplo, la administración de una compañía surcoreana les regaló cestas de alimentos a sus empleados. Esas canastas, en diferentes combinaciones, se pueden adquirir en cualquier supermercado antes de grandes fechas festivas.

5. Los presentadores de televisión visten ropa nacional en el Año Nuevo coreano

6. Cada jardín de infantes tiene un uniforme con un cierto color para evitar que los niños se pierdan entre la multitud durante los paseos por la ciudad

7. Las iglesias dan a sus feligreses regalos pequeños pero agradables

Varias veces en un trimestre, las grandes parroquias organizan visitas gratuitas a dentistas y peluqueros para sus feligreses. En las calles de Corea del Sur, hay muchos representantes de distintas religiones que reclutan activamente a las personas. La manera más popular de hacerlo es la distribuyendo toallitas húmedas gratuitas con la dirección de la capilla en ellas. Por cierto, este país tiene la catedral más visitada del mundo: una parroquia que recibe a más de un millón de personas al año.

8. Los estudiantes de los últimos cursos de la escuela estudian hasta la medianoche

Los niños coreanos estudian mucho. Los estudiantes de la escuela primaria tienen clases desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Los de secundaria regresan a sus casas a las 22:00 horas, mientras que los de los últimos años estudian hasta entrada la una de la madrugada. Las bibliotecas escolares están abiertas 24 horas al día de forma específica para estos grupos de personas. Pero, a pesar de ese intenso aprendizaje, los niños coreanos no se vuelven genios, sino todo lo contrario. Muchos de ellos pierden interés por los pasatiempos, simplemente porque no tienen tiempo para tener una vida personal. Estudian, duermen mientras se desplazan en los transportes públicos, y pasan su tiempo libre en las redes sociales.

9. En Corea del Sur, casi todas las parejas de enamorados se visten con la misma ropa

Cada pareja coreana les hace saber a todos a su alrededor que están juntos vistiendo atuendos similares. Se puede encontrar una gran cantidad de ropa y zapatos emparejados en las tiendas locales para enamorados que quieren presumir de ello.

10. La mejor señal de gratitud hacia un maestro es una taza de café o dulces

Los grandes regalos a los maestros o funcionarios públicos se consideran sobornos. Los padres y los niños que quieren mostrar su gratitud a un profesional suelen obsequiar dulces o una taza de café en lugar de objetos costosos.

11. Vagones de metro temáticos

Existen muchos vagones de metro temáticos en Corea del Sur, dedicados a ciertos personajes de dibujos animados. Las estaciones se anuncian con las voces de ellos, y sus figuras se colocan en los asientos.

Loading...