10 Secretos impresionantes de la Casa Blanca

10.- Código Bosnia

Este es seguramente el secreto mejor protegido en la historia de la Casa Blanca y del presidente de los Estados Unidos

¿Cómo le hace para tener sexo?

¿Puede tener intimidad con su esposa sin que nadie lo vea?

A lo largo de los años esta lujosa propiedad ha sido habitada por un gran número de parejas y en su interior podemos encontrar más de 100 habitaciones y salas, sin embargo, es prácticamente imposible que el presidente pueda hacer algo sin que nadie se de cuenta, especialmente los del Servicio Secreto.

En su vida la privacidad no existe y los agentes saben perfectamente cuando “está disfrutando con su pareja”. De hecho han sido sus testimonios los que han develado el secreto. Siendo el diario The Huffington Post uno de los primeros en dar a conocer esta información.

Para cuando la pareja presidente está en “acción” se creó el “Código Bosnia” y cuando tienen que responder dónde está el presidente dicen: “Se encuentra con la primera dama discutiendo el asunto de Bosnia”.

9.- Almohadas de presión

En este edificio el presidente es visto principalmente en el Despacho Oval, el lugar en el que se llevan a cabo las negociaciones más importantes y donde toma la mayoría de las decisiones. Este es uno de los pocos lugares en el que el presidente puede estar solo, incluso sin sus guardaespaldas. Ellos esperan afuera de la oficina protegiendo puertas y ventanas. Mientras tanto el presidente puede estar planeando sus nuevas políticas, ordenando un ataque a otra nación, o incluso tomar una siesta.

Pero ni siquiera en ese momento se encuentra realmente solo. Según el diario español El País en todo el piso de la habitación hay sensores de presión, que envían una señal que le permite al Servicio Secreto saber donde está exactamente. Si está sentado en su silla, acostado en uno de los sofás o si cayó desmayado en el suelo. Los agentes no pueden ver al presidente, pero saben perfectamente cómo y dónde está en caso de que se encuentre en peligro.

8.- Agua y aire

Seguramente puedes imaginar que la actual casa de Donald Trump cuenta con un muy avanzado sistema de purificaron de agua y oxígeno para evitar que el jefe pueda ser envenenado. Todas las tuberías de la construcción cuentan con sensores y son monitoreadas las 24 horas del día.

De hecho, si se detecta alguna irregularidad o alguna clara amenaza, el flujo de agua y aire se detienen para darle lugar a un sistema de emergencia. De igual forma, la presión del aire al interior de la casa es un poco mayor que en el exterior, de esta forma se reducen las posibilidades de un ataque con un arma biológica que pueda poner en riesgo la vida del presidente.

7.- Puertas secretas

Durante muchos años se creyó que debajo del escritorio presidencial se ocultaba un pasadizo secreto, este rumor surgió porque antes el mueble contaba con una pequeña puerta en el frente.

La verdad es que en este despacho si existe un puerta secreta, pero no está bajo el escritorio, fue instalada por el ex presidente Ronald Reagan en la década de los años 80, se encuentra en una de las paredes y es el principal medio de escape en caso de peligro extremo. Este conducto lleva a una pequeña escalera que se dirige a un sofisticado sistema de túneles subterráneos, conectados a bases y complejos de seguridad.

6.- Debajo de la tierra

Un reportaje realizado por la cadena de noticias CNN en el año de 1998, reveló que dicha escalera conecta a una red de túneles que cuenta con varias habitaciones.

Pero ¿qué otros secretos se esconden bajo la tierra?

Un taller de flores, un consultorio dental, una pista para jugar boliche, un taller de carpintería, una cocina de repostería y una lavandería. Se puede decir que se trata de un centro comercial privado para la familia presidencial.

También hay conexión con varios edificios para huir o ser resguardado. Además hay un refugio antibombas y en su momento existió un pasadizo para transportar el oro desde la Casa Blanca hasta la sede del Tesoro de Estados Unidos.

5.- ¿Qué hay en el techo?

Todos sabemos que este humilde edificio está plagado por agentes del Servicio Secreto. Si prestas atención puede ser que alguna vez hayas visto a algunos de ellos caminando por el techo. Ahora, no están ahí porque buscan asolearse o tomar aire fresco.

Lo que en verdad hacen es vigilar el perímetro y portan rifles de francotirador para prevenir cualquier posible ataque.

El techo del edificio está repleto de antenas y satélites para monitorear el espacio aéreo de la propiedad y observar si algún objeto extraño sobrevuela por encima. Incluyendo un sofisticado sistema para interceptar Drones comandados a distancia.

4.- Piscina bajo techo

Este secreto de la Casa Blanca no involucra la seguridad del presidente y no es un sistema de defensa anti intrusos. Es solo un ejemplo del nivel de intimidad que debe mantener la familia presidencial.

En 1975 el presidente Gerald Ford decidió que necesitaba una piscina al aire libre, por lo que fue construida. Pero años después se le adaptó un resguardo, para que la familia pudiera nadar y andar libremente con sus trajes de baño y que nadie les tomará fotos y video y anduvieran circulando en las primeras planas de las revistas.

3.- Cava de vinos

Cuando eres presidente de esta nación controlas el armamento nuclear más poderoso del mundo, el ejército más letal y temido, así como a la primer potencia económica. Tienes la facultad de espiar y conocer prácticamente todo lo que sucede en el planeta.

Por eso no es extraño que alguien en esta posición sea el dueño de una exclusiva cava de vinos. Esta es administrada por un auténtico y reconocido sommelier (que es un experto en el vino), este personaje tiene la obligación de administrar estrictamente lo que entra y sale de la finísima colección.

Con tanto vino escondido en ese lugar, ahora podemos comprender por qué Donald Trump toma semejantes decisiones.

2.- Todo tipo de alarmas secretas

El Despacho Oval es la oficina principal del presidente y un área a la que los agentes del Servicio Secreto casi no ingresan, sin embargo, el no poder observar al mandatario no representa ningún problema, y que la habitación cuenta con la tecnología más avanzada cuando se habla de seguridad. De acuerdo a los expertos en el tema, el interior de esta oficina tiene varios objetos, dispositivos y ornamentos que de ser movidos o presionados activan distintas alarmas. El mismo presidente es consciente de que basta con mover uno de estos para que los agentes del servicio secreto entren de inmediato en su auxilio.

1.- La habitación de Abraham Lincoln

La recámara de Abraham Lincoln es una de las históricas habitaciones que han sido conservadas con el paso de los años, y de hecho los visitantes puede ingresar a ella para que den un recorrido por su interior, pero la verdad es que muy pocos se atreven a entrar, pues fue precisamente el lugar en el que el ex presidente murió.

Además que miles de personas aseguran haber visto su fantasma rondando por ahí.

¿Será que el espíritu de Lincoln sigue habitando la casa más famosa y poderosa del mundo?

¿Te gustaría visitar esta gran obra de la arquitectura? Déjanos tu opinión en los comentarios por favor.

Loading...