6 Señales del cuerpo de que estás envejeciendo demasiado rápido

Según los científicos, la velocidad del envejecimiento depende principalmente de los factores externos, y no de la herencia. La contribución de la genética es solo de un 20%. Según los estudios, el organismo de algunas personas envejece 3 veces más rápido, mientras que el reloj biológico de otros dice que 1 año dura 16 meses y medio. La edad biológica se refleja directamente en la apariencia. Es por eso que las personas de la misma edad pueden parecer más jóvenes o, a la inversa, mayores de la edad especificada en su pasaporte.

Hemos preparado para ti una lista de señales que pueden hablar de que tu cuerpo envejece demasiado rápido.

1. Piel excesivamente seca y escamosa

Los signos del envejecimiento de la piel generalmente aparecen a partir de los 25 años aunque, en presencia de factores adversos, incluso pueden aparecer antes. Con el tiempo, se vuelven más notorios. Un ritmo alto de cambios en la piel, en comparación con las personas de la misma edad, puede ser un signo de envejecimiento prematuro de la piel.

Si tu piel se ha vuelto crónicamente seca con escamación visible, manchas de pigmentación y arrugas, es muy probable que se deba a una patología del sistema endocrino.

Además de los problemas hormonales, el estado de la piel puede verse afectado negativamente por un estilo de vida poco saludable. La mala alimentación, el descuido de los protectores solares, el estrés: todo esto ralentiza el proceso de renovación de la piel.
Cómo prevenir: asegúrate de que tu dieta sea equilibrada, con suficiente presencia de verduras, hojas verdes, frutas y alimentos ricos en grasas no saturadas (frutos secos, aceites vegetales, semillas de girasol).

2. Párpados caídos

La piel delgada alrededor de los párpados es más susceptible a la influencia negativa de diversos tipos de factores externos e internos dañinos, como la fatiga, la falta de sueño, el estrés y el exceso de radiación ultravioleta. Y los primeros signos del envejecimiento muchas veces aparecen en esta área.

Los párpados superiores caídos y las llamadas bolsas debajo de los ojos agregan significativamente apariencia de envejecimiento. El trabajo constante de los músculos alrededor de los ojos conduce a una rápida pérdida del tono de la piel, y cuando se hunde y se estira, las cavidades formadas se llenan de grasa.

En los ancianos, este problema es inevitable, pero si los cambios comenzaron a aparecer antes de los 40 años, puede ser indicio de mal funcionamiento de los órganos internos y un ritmo de envejecimiento del cuerpo acelerado. Aunque también hay que tener en cuenta que a veces los párpados superiores caídos se deben a la anatomía del rostro y difieren de los causados ​​por los cambios relacionados con la edad.
Cómo prevenir: trata de dormir suficiente, excluye de la dieta los alimentos con alto contenido de sal, bebe más agua, no te olvides de cuidar la piel alrededor de los ojos todos los días.

3. Alteración del ciclo en las mujeres

Un ciclo menstrual irregular en las mujeres puede ser un presagio de una menopausia temprana. Se considera normal si la menopausia en las mujeres llega a la edad de 46 a 54 años. Si se observan alteraciones en el ciclo antes de los 40 años, puede ser un signo de envejecimiento prematuro de los órganos internos.

Entre los síntomas de la menopausia temprana se encuentra el insomnio, sofocos y escalofríos, cambios de humor repentinos.
Cómo prevenir: trata de visitar al ginecólogo regularmente, detecta y trata rápidamente la inflamación de los órganos internos, no descuides la ingesta de vitaminas. Muchas veces, el comienzo de la menopausia temprana se asocia con patologías o intervención quirúrgica en los órganos internos femeninos. A las primeras señales dirígete al consultorio de un especialista inmediatamente.

4. Debilidad física

Si subir escaleras, caminar y realizar cualquier otra actividad diaria te resulta difícil, puede que no solo tenga que ver con una mala condición física y la falta de actividad deportiva regular, sino que también sea un signo de la marcada diferencia entre la fecha que figura en tu pasaporte y tu edad biológica.

Después de los 40 años, el volumen muscular comienza a disminuir. Es un proceso natural que puede ser ralentizado con actividades deportivas regulares, y también puede acelerarse al descuidarlas.
Cómo prevenir: elige las actividades deportivas que sean de tu agrado, para no tener que forzarte cada vez que vayas a realizarlas. Puede ser yoga, baile, andar en bicicleta. En la vida cotidiana, siempre prioriza la actividad física: en lugar de usar el ascensor, sube las escaleras, en lugar de viajar en el transporte, camina a pie.

5. Notoria pérdida y condición quebradiza del cabello

La caída de 50 a 125 cabellos por día se considera normal para una persona adulta sana. Pero si cada vez que te peinas, en el peine quedan mechones de cabello, y la raya de tu cabeza se vuelve cada vez más ancha, es una señal de alteraciones en el cuerpo, y es hora de recurrir a un especialista.

La mayoría de las veces, los signos de calvicie temprana hablan de insuficiencia hormonal. Con un envejecimiento del cuerpo acelerado, la pérdida de cabello también se puede observar en otras áreas del cuerpo.
Cómo prevenir: elige los productos de higiene adecuados, intenta enriquecer la dieta con alimentos ricos en ácidos grasos omega-3, protege tu cabello cuando está expuesto al sol.

6. Trastornos del sueño

Los trastornos del sueño por sí solos no están relacionados con la edad, pero son el resultado de la influencia de los factores que son los característicos del envejecimiento.

Se considera que los cambios fisiológicos normales para las personas de menos de 60 años son: el aumento de la sensibilidad del sueño, la reducción de su duración y cambio del reloj biológico a un despertar más tempranero. Esto se debe al aumento por la edad del nivel de cortisol, que causa ansiedad durante el sueño. Si los problemas del sueño ocurren a una edad más temprana, puede ser un signo de envejecimiento acelerado del cuerpo.
Cómo prevenir: las consecuencias del estrés se pueden suavizar con el yoga o la natación; antes de acostarte, lee libros en lugar de usar un smartphone o ver la televisión.

Cuando hay signos de envejecimiento temprano, hay que consultar a un médico inmediatamente. Las medidas preventivas solo pueden retrasar la aparición del problema, pero no resolverlo. Y la automedicación nunca es una buena opción.

Loading...