La aterradora verdad detrás de la decisión de Corea del Norte de detener sus pruebas nucleares

En caso de que no lo supieras, ésta semana pasada, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, anunció que su país ya no estaría haciendo pruebas nucleares y pruebas de misiles por el momento. Llegaron incluso a mencionar el desguace de su sitio de pruebas antes de las reuniones con EE.UU. y Corea del Sur. Ante tal hecho, sorprendente para algunos, parece haber una razón muy preocupante detrás de esta (apresurada) paz internacional.

La agencia Reuters dijo que, según Kim Jong-un, su país ya no necesita realizar pruebas nucleares o pruebas de misiles balísticos porque han completado su objetivo de desarrollar estas armas. Si bien esto no es lo que Estados Unidos quería, es un paso en la dirección correcta, o al menos eso fue lo que todos pensamos. Pero parece que la razón podría ser porque la montaña sobre el principal sitio de pruebas nucleares de Corea del Norte, Punggye-ri, colapsó después de las pruebas nucleares del otoño pasado.

De hecho, se realizó un estudio sobre este tema, ya que el posible colapso generó inquietudes sobre la lluvia radioactiva y demás. Los geólogos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China dijeron que “el colapso in situ exige una monitorización continua y estrecha de materiales radiactivos del sitio de prueba nuclear”, en su estudio que se publicará en una próxima edición de Geophysical Research Letters. Verás, las explosiones nucleares liberan grandes cantidades de calor y energía. Después de una prueba de bomba en septiembre del año pasado, estos investigadores dicen que una explosión creó una cavidad grande y dañó una chimenea de rocas que podría estar expulsando radiactividad.

Su resumen es el siguiente:

El ensayo nuclear de Corea del Norte del 3 de septiembre de 2017 fue seguido por una serie de pequeños eventos sísmicos, el primero ocurrió aproximadamente ocho minutos y medio después del ensayo nuclear, dos el 23 de septiembre de 2017 y uno el 12 de octubre de 2017. Mientras las características de estos eventos sísmicos llevarían información crucial sobre el estado geológico actual y la condición ambiental del sitio de prueba nuclear y ayudarían a evaluar la seguridad geológica y ambiental del sitio si se realizan futuras pruebas allí, los lugares precisos y la naturaleza de estos sísmicos, los eventos no son desconocidos.

En este estudio, recopilamos todas las formas de onda sísmicas disponibles de estos cinco eventos sísmicos de China Earthquake Networks Center, F-net, Hi-net, Global Seismographic Network, Japan Meteorological Agency Seismic Network y Korea National Seismgraph Network. Podemos encontrar datos sísmicos de alta calidad que constituyen una buena cobertura de azimut para la determinación de alta precisión de sus ubicaciones relativas y un análisis detallado de sus características de origen. Nuestro estudio revela que el evento sísmico ocho minutos y medio después de la prueba nuclear es un colapso in situ del centro de pruebas nucleares, mientras que los eventos posteriores son un enjambre de terremotos que ocurre en lugares similares. El colapso en el sitio exige un monitoreo continuo y cercano de cualquier fuga de materiales radiactivos del sitio de prueba nuclear.

La aparición del colapso debería considerar que la infraestructura subterránea debajo de la montaña Mantap no debe utilizarse para futuros ensayos nucleares. Dada la historia de las pruebas nucleares que Corea del Norte realizó debajo de esta montaña, una prueba nuclear de rendimiento similar produciría colapsos en una escala aún mayor creando una catástrofe ambiental. El enjambre de terremotos desencadenado indica que las pruebas pasadas de Corea del Norte han alterado el estrés tectónico en la región en la medida en que las fallas tectónicas previamente inactivas en la región han alcanzado su estado de falla crítica. Cualquier otra perturbación de una prueba futura podría generar terremotos que podrían ser dañados por su propia fuerza o agrietar los sitios de prueba nuclear del pasado o del presente. Si bien no se han recolectado materiales radiactivos aún a lo largo de Corea del Norte, los funcionarios fronterizos de China temen que haya polvo radiactivo abriéndose paso a través de las grietas.

Concluyendo, y es opinión mía, lo que ésto nos da a entender es que Kim Jong-un ha destrozado una parte de su país, que puede expulsar radiactividad en un futuro cercano, y estaría tratando de cambiar la opinión pública sobre él y Corea del Norte en caso de evacuaciones masivas.. ¿Qué opinas de todo esto? Deja tu comentario!

Loading...