Pide perdón a Florentino Pérez. Y Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio lo ven en el Real Madrid (y en enero)

Todas las secretarías técnicas de Europa tienen un nombre más que subrayado en sus agendas. Y ese no es otro que el de Paul Pogba. El centrocampista del Manchester United tiene muy claro que si quiere seguir progresando y, sobre todo, ganar títulos, debe salir cuanto antes de Old Trafford.

No es que precisamente sea el United un club modesto ni pequeño, todo lo contrario, es uno de los equipos con mayor nombre y palmarés del viejo continente, pero actualmente pasa por horas muy bajas.

Y Pogba lo sabe. De ahí que ya no disimule al hablar de una más que probable salida del conjunto dirigido por Jose Mourinho. De hecho, hace apenas unos días el centrocampista ya abrió la posibilidad de hacer las maletas en breve.

“Mi futuro está actualmente en Manchester, todavía tengo un contrato. Estoy jugando allí en este momento, pero quién sabe qué sucederá en los próximos meses”, contestó el galo al ser preguntado por su futuro inminente.

Cada vez peor con Jose Mourinho

Y es que no es ningún secreto que Paul quiere perder de vista cuanto antes a Jose Mourinho. La relación entre el reciente ganador del Mundial de Rusia con Francia y el técnico luso está más que rota.

El propio Pogba la define como una relación de “entrenador-jugador”, pero nada más. Y el galo se muerde la lengua. Si explicara lo que se cuece en el vestuario del United la caerían palos por todos lados. En especial en Inglaterra.

Pero, al menos de momento, prefiere seguir paso a paso allanando un camino que, tarde o temprano, lo llevará más allá de Manchester. Sabe que tiene calidad de sobras, como demostró en el Mundial, para estar en cualquier grande, y no quiere entrar en guerra con el luso con la prensa de por medio.

Pide perdón a Florentino Pérez

Sin embargo su entorno sí que está moviendo muchos hilos. Su representante, el polémico Mino Raiola, va como loco buscando un nuevo equipo para su jugador. Y uno de los que está sondeando es el Real Madrid.

Eso sí, Raiola no es tonto y sabe que Florentino Pérez no quiere saber nada de él. No es ningún secreto que la relación entre Mino y el presidente blanco está más que rota. Es más, cuentan en el club blanco que el presidente no tiene ninguna intención de sentarse en la misma mesa en la que esté el controvertido agente.

De ahí que el italiano haya optado por establecer contactos con Jose ÁngelSánchez, el director general del club, para que le haga saber a Florentino que está dispuesto a restablecer las relaciones y que pondrá todo lo que pueda por su parte para que así sea. Una manera muy sutil de pedir perdón, eso sí, a lo Raiola.

No será nada fácil. Pérez no ha olvidado cómo jugó Mino con él y el Real Madrid cuando el club blanco se interesó por su crack hace dos veranos. Pogba estaba en la agenda blanca, pero la brutal prima de fichaje que pidió el agente desesperó tanto a Florentino que incluso cuentan que se sintió utilizado para elevar el precio de venta al United.

Una oportunidad en el mercado de invierno

Pero ahora Pogba y su entorno andan con buenas intenciones. Si bien es cierto que Raiola intentará, como siempre, llevarse unos cuantos millones al bolsillo, en Manchester son conscientes de que la situación es insostenible.

Tener a uno de los mejores jugadores del mundo arrastrándose por los campos de la Premier a la vez que no se habla con el entrenador no es precisamente la mejor imagen para proyectar.

Los capos lo ven con buenos ojos

Una idea que no disgusta en el vestuario del Madrid. De hecho, Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio ya han dado el ‘ok’ a su llegada. Si bien es cierto que el centro del campo ya está cubierto ahora, Luka Modric está cerca de entrar en su fase final como jugador de primer nivel, por lo que la llegada de Pogbarejuvenecería la media merengue.

Por otro lado, Paul ha demostrado que, si está rodeado de grandes jugadores como le ocurrió en la selección francesa, puede ser determinante en un terreno de juego. Además, cuentan que este etapa ‘oscura’ en e United le ha servido para madurar y dejar los aires de divo con los que se movía hasta no hace mucho en el armario.

El Barça no le pierde la vista

Por su parte, el Barça tampoco le pierde la pista. Adrien Rabiot y Frenkie DeJong siguen siendo actualmente las prioridades para reforzar aún más si cabe el centro del campo de la plantilla de Ernesto Valverde.

Entre otras cosas porque las operaciones del holandés y del francés sería mucho más asequibles, tanto a nivel de traspaso como de ficha. Y teniendo en cuenta que la masa salarial del Barça está más que al límite, parece difícil que acabe aterrizando en el Camp Nou. Pero, por si acaso, el club azulgrana no le pierde la pista. Eso sí, de momento, quien mejor encaminado tiene su fichaje es el Madrid. O al menos a quien más facilidades está poniendo Raiola.