Hay lío con Piqué (y muy gordo). O lo que ha pasado en las últimas 24 horas en el Barça

Ojo que el lío que se está montando con Gerard Piqué en el Barça se está haciendo cada vez más gordo. Y es que el central catalán está en el punto de mira de la directiva azulgrana.

No es nada nuevo, pero en las últimas 24 horas se ha abierto un nuevo frente. Y es que el de Barcelona decidió que, tras su renuncia a la Selección Española lo mejor que podía hacer para aprovechar el parón de selecciones era marcharse a Estados Unidos para ver en directo algunos de los partidos el US Open.

Una decisión que no ha gustado nada en la cúpula culé. Y es que, si bien es cierto que los jugadores no están obligados a permanecer en Barcelona en sus días libres y que pueden hacer y deshacer a sus gusto, sí que están obligados a dar siempre una buena imagen y a priorizar los intereses del club antes que los suyos.

Cada vez peor

Piqué tiene a más de uno en la junta de Josep Mª Bartomeu de los nervios. Entre otras cosas porque, al margen de ser uno de los capitanes del primer equipo –que no es poco- los 14 millones de ficha que tiene Piqué en el Barçahacen que algunos estén muy enfadados con las recientes polémicas del jugador.

Y menos la solución que ha encontrado Gerard para desplazarse hasta la ciudad deportiva. Y es que, consciente de que ya no puede ir en coche (a no ser que siga los consejos del director de la DGT y contrate los servicios de un chófer) Piqué ha decidido moverse con una bicicleta eléctrica que, como podemos ver en el vídeo, no es que sea precisamente la manera más tranquila y segura de desplazarse. Y muchos menos sin casco.

Ernesto Valverde esta avisado

Sin embargo, los problemas de Piqué no acaban en los despachos. También en el campo está contra las cuerdas. Si bien es cierto que es, junto a Umtiti, el referente en la defensa culé, sus primeros partidos del año no es que hayan sido precisamente brillantes.

Ernesto Valverde lo sabe, y sabe también que Clément Lenglet, el central fichado este mismo verano, está más que preparado para tener minutos. El cerco se va estrechando para un Gerard que, cada día que pasa, tiene a la junta más molesta.