Escándalo Florentino Pérez (o los 60 millones de los que está prohibido hablar en el Real Madrid)

En el Real Madrid no se lo creen. El inicio de temporada del equipo está siendo más que bueno. Dejando a un lado el traspié en la Supercopa de Europa, en Liga el conjunto entrenado por Julen Lopetegui se muestra más fiable. Y totalmente a contra pronóstico.

Porque en la directiva del campeón de Europa se temían lo peor en este arranque de campeonato. Con la marcha de Cristiano Ronaldo y los pocos fichajes, muchos en los pasillos del Santiago Bernabéu comentaban lo difícil que lo podría tener Lopetegui para sacar buenos resultados en los primeros encuentros. Pero las sensaciones están siendo más que positivas.

Karim Benzema está irreconocible

Y si en el Real Madrid están eufóricos es gracias, en parte, a un Karim Benzema que nada tiene que ver con el que deambulaba por los campos de Primera División la pasada campaña. Ahora el galo es un killer, un ‘9’ con gol y que busca constantemente la portería contraria.

Parece que Benzema es el jugador que más liberado se siente por la marcha de Cristiano Ronaldo, y es que el ariete ya no tiene que estar buscando constantemente el pase para el portugués, sino que puede tener esa pizca de egoísmo que le hace falta a un delantero centro para marcar goles.

Los 60 millones de la discordia

Ahora todos hablan de Benzema como el delantero total. Pero hace no mucho, de hecho hace apenas unas semanas, en la directiva del Real Madrid no pensaban lo mismo. Empezando por un Florentino Pérez que estaba decidido a vender al ex del Olympique de Lyon.

El presidente del Real Madrid tenía en su agenda a jugadores como Lewandowski o Harry Kane para ‘cargarse’ a Benzema. Fue el Arsenal el que más cerca estuvo de llevárselo, pero unos pocos millones separaron al francés del Emirates.

La opción Mariano

Con los precios del mercado por las nubes, Florentino Pérez apostó por recuperar a Mariano Díaz en un intento a la desesperada de encontrar un ariete que marcara los goles que ha dejado atrás Cristiano Ronaldo. Pero ahora resulta que ese goleador ya estaba en casa. Y llevaba ahí diez años.

Benzema ha cerrado muchas bocas. Empezando por las de su propia directiva. El que tenía el cartel de transferible hace no tanto tiempo ahora es el nuevo héroe del Bernabéu. Y en el feudo madridista está prohibido hablar del tema.