Piqué lo sabe todo: “Que se humille. Y pida perdón” (y calla)

Jordi Alba sorprendió a la mayoría con la celebración del tanto que le anotó al Huesca el pasado domingo. El lateral del FC Barcelona se tapó los ojos, en lo que muchos pensaron que se estaba dirigiendo a Luis Enrique y la decisión del asturiano de no convocarlo con la selección española.

“Iba dedicada para mi hijo, que es mi alegría cada día”, comentó el defensa. Al que preguntaron en varias ocasiones sobre la decisión del técnico asturiano.

Jordi Alba opina sobre la convocatoria de Luis Enrique

“Me sorprendió no haber sido citado y me hubiese gustado ir. Ahora todos sabemos que es una decisión del entrenador y debo respetarla. No sé muy bien por qué no voy. Cuando estoy mal lo veo y cuando estoy bien, también. Me siento contento por el partido que hicimos”, apuntó el catalán en la zona mixta.

“Me encuentro muy bien en todos los sentidos y no sé qué pensará el entrenador. Al igual que no preguntaba cuando iba no voy a hacerlo ahora”, añadió Alba sobre el asunto.

Y siguió: “No tengo que llamar a nadie para pedir explicaciones. Nunca hablé mal de Luis Enrique, ni tengo una mala relación con él. Mis declaraciones se pueden revisar. Nunca dije ni pienso que sea un mal entrenador. Sólo declaré que me hubiese gustado siempre jugar más minutos”.

La única opción de Alba para volver

Pero no es un secreto en el entorno del Barça que Jordi y Luis Enrique nunca fueron demasiado amigos. De hecho, Alba se mostró muy contento el día que se supo que Luis Enrique no seguiría en el banquillo culé. En el vestuario blaugrana son conscientes de que el ambiente entre ambos no era del todo respirable.

Tanto es así que los que conocen bien a las dos partes como Gerard Piqué o Sergi Roberto avisan. Jordi Alba no volverá a la selección hasta “que se humille y pida perdón”.

Solo así podrían llegarse a solucionar las rencillas entre ambos. Podría ser su única opción para regresar a la Roja. Aunque también podría no ser suficiente.