Dembélé entra en un cambio de cromos del Barça (y hay luz verde)

Se queda. A priori, Ousmane Dembélé, el segundo fichaje más caro de la historia del FC Barcelona, seguirá una temporada más en el club catalán. El francés no tuvo una buena temporada el curso pasado y muchos lo situaban lejos del Camp Nou el próximo año.

Más aun después de la marcha del ex secretario técnico Robert Fernández, artífice de su fichaje.

No obstante, según trascendió este fin de semana, Josep Maria Bartomeuhabría llamado personalmente al delantero, al que habría trasladado tranquilidad. El presidente culé pidió calma al galo y le aseguró que desde el club no tienen intenciones de venderlo.

Punto de inflexión para Ousmane Dembélé

Pero las informaciones surgidas en las últimas horas señalan todo lo contrario. En el club estudian meter al francés en un cambio de cromos inminente.

Tal y como adelantó Diario Gol, Mino Raiola está apretando esta semana para sacar a Paul Pogba del Manchester United. Ernesto Valverde le ve como una buenísima incorporación para la medular, donde no cuenta con André Gomes, y le quiere como sustituto del luso. Con todo, el representante de Pogba y el club quemarán todas las naves para cerrar el traspaso de una de las estrellas del Mundial de Rusia.

Un fichaje arduamente difícil, pues los red devils no abrirán las puertas al centrocampista si no tienen un relevo de garantías antes de que el mercado de fichajes de la Premier League eche el cierre. Y es aquí donde los culés podrían tener la llave que desencalle la operación. Mejor dicho, la tiene Dembélé.

Dembélé es la clave de la operación Pogba

José Mourinho no vería con malos ojos si a cambio de Pogba, con el que no se lleva muy bien y al que no ha logrado encajar del todo en su sistema, entra en la operación el ex del Borussia Dortmund.

Se conoce que la debilidad del luso es Ivan Rakitic. El croata sería el relevo natural perfecto de Pogba y es el que quiere Mou a cambio de Paul. Pero también es cierto que el United va falto de cracks en la delantera y Dembélépodría cubrir esa carencia.

Por su parte, Ousmane quiere triunfar en el Camp Nou y después de la llamada de Bartomeu sus ilusiones pasan por quedarse. Pero sabe que no tendrá los minutos que pretende y una salir rumbo a Manchester podría ser una muy buena opción para su futuro y para que siga creciendo y no descarta aceptar el cambio de cromos. El galo tiene la llave.