7 formas en la que estás destruyendo la autoestima de tus hijos

La autoestima de un pequeño comienza a construirse desde sus primero años de vida y si nosotros como padre no les enseñamos de forma correcta podemos estar destruyéndosela. Para ellos nosotros somos su ejemplo, y todo lo que hagamos influencia en su comportamiento. Es por eso que es fundamental que tengamos sumo cuidado de las consecuencias que generamos en la autoestima de nuestros hijos.

Para mantenerlos con un autoestima fuerte debemos ser padres ejemplares y enseñarles a valorarse y valerse por si mismos. Esto los mantendrá con una salud mental buena que les permitirá un correcto desarrollo en su vida adulta.

7 actitudes erróneas que tenemos con nuestros hijos
Humillarlos

Esta es de las peores equivocaciones que podemos cometer con los más pequeños. Someterlos a una humillación, burlas o malos tratos provocarán que su orgullo se caiga por los pisos. Pensará que todo lo que hace esta mal y no valorará sus capacidades.
Anuncios

Sobreprotegerlos

Estar pendiente del pequeño y cuidarlo esta muy bien pero hacer esto de forma obsesiva puede no ser beneficioso para él. Debes darle lugar para que el mismo pueda experimentar y se equivoque. De esa forma aprenderá a valerse por si mismo y conocerá sus capacidades.
Calificar sus acciones

Debes aprender a diferenciar que las acciones que el haga de forma incorrecta no lo hacen a él un mal chico. Si hace algo malo debes explicarle que lo que ha hecho no se debe, pero nunca torturarlo por ello.
Críticas destructivas

No utilices comentarios negativos hacia él ya que lo afectan. Por ejemplo no le marques sus defectos de forma despectiva, le provocarán una inferioridad que no podrá eliminar luego. Siempre dale mucho amor.
No lo cargues de tus expectativas

Si lo inscribiste en fútbol, no necesariamente deberá ser la estrella del equipo, no esta obligado a serlo. Si le cargas tus expectativas se verá muy presionado a lograrlas, y si no lo hace se sentirá muy mal. Ellos deben disfrutar de las actividades que hacen, sin presiones.
Comparaciones molestas

A todos nos molesta ser comparados con otra persona. A ellos también les resulta molesto esto, por lo tanto no lo hagas. No los ayudas en nada de esa forma.
No escucharlos

Para un niño ser ignorado por sus padres es algo muy duro. Siempre debes estar atento a lo que tienen para decirte. Debe saber que estás allí para escuchar y ayudarlos en todo lo que necesitan.