Florentino Pérez o esta sí es la bomba del verano: paga la cláusula (y es la mayor bestialidad)

300 millones. Esa es la cantidad que tiene previsto gastarse Florentino Pérezeste verano en fichajes para remodelar el Real Madrid.

Después de que en las últimas ventanas de mercado apenas se hayan tocado los ahorros de la caja fuerte de la T4 del Santiago Bernabéu y de la salida de Cristiano Ronaldo, se esperaba que el presidente blanco realizara un gran desembolso para renovar el equipo.

Florentino Pérez se guarda los cuartos

Pero el presidente madridista no quiere ser partícipe de la inflación que se ha producido en el mercado futbolístico. Pérez no está dispuesto a entrar en el juego que inició el Paris Saint-Germain con el fichaje de Neymar Jr y que siguió el FC Barcelona con las contrataciones de Ousmane Dembélé y Phillippe Coutinho y no soltará ni un euro que no esté justificado.

Con todo, a los de la capital les quedan 160 millones para gastar, después de haber gastado 140 en las contrataciones del portero Andriy Lunin, Álvaro Odriozola, Vinícius y Omar Mascarell, y piensa invertirlos con pies de plomo en cubrir las carencias que está mostrando el equipo en la pretemporada. Y ello pasa por fichar un delantero que aporte el gol que los blancos han perdido con la salida de Cristiano Ronaldo.

Florentino Pérez busca un relevo de Cristiano Ronaldo ‘low cost’

Karim Benzema y Gareth Bale no parece que vayan a asumir ese rol goleador, mientras que Borja Mayoral y Raúl de Tomás todavía están muy verdes para convertirse en la referencia del ataque merengue.

En este sentido, lo lógico será dar salida de uno de los dos canteranos y a Benzema, y cerrar la llegada de un nuevo crack para el centro del ataque que tenga como suplente a uno de los jóvenes.

Pero las opciones que se barajan en la cúpula no convencen a los responsables y al cuerpo técnico. Se habla de jugadores como Mauro Icardi, del Inter de Milán, Edinson Cavani, del Paris Saint-Germain, Robert Lewandowski del Bayern de Múnich o Rodrigo Moreno, del Valencia, pero ninguna de ellas gusta lo suficiente a todas las partes, ya sea por su edad (Cavani y Kewandowskirondan los 30, mientras que los italianos piden más de 80 millones por Icardi, un jugador que no ha demostrado nada al más alto nivel).

La bala en la recámara de Florentino Pérez

Antoine Griezmann es otra de las opciones que estudian en el Bernabéu, tal y como apunta Radio Euskadi. Según el medio, después de la negativa al Barça, Pérez ve fichar al galo como una puñalada a los culés y no dudaría en romper el pacto de no agresión que tiene con el Atlético de Madrid.

Así, estaría dispuesto a llegar hasta los 200 ‘kilos’ para contratar al francés que se le escapó a los culés cuando lo tenían a tiro por 100 millones.