Sergio Ramos va a por Messi: Florentino Pérez activa un nuevo plan galáctico

Reunión de urgencia en el Real Madrid. La composición de la plantilla para la próxima temporada genera algunas dudas. Florentino Pérez no tiene claro el rumbo a tomar.

Movido por la confianza que siente hacia su capitán, el presidente contactó recientemente con Sergio Ramos pese a estar de vacaciones. Le pidió su opinión en un asunto vital.

El fichaje estrella del Madrid para la nueva temporada está más que complicado. Nadie atisba a ver el recambio idóneo para hacer olvidar a Cristiano Ronaldo.

Neymar y Mbappé se han borrado y durante esta temporada están decididos a hacer historia con el PSG. Quieren aprovechar, precisamente, que los vigentes campeones de la Champions se han debilitado.

Tampoco Eden Hazard parece encarrilado. La Premier League cierra su mercado de fichajes en próximo 9 de agosto y no hay tiempo material para vender a su estrella y fichar a otra.

Florentino puede pagar unos 100 millones por Lewandowski, a quien el Bayerntampoco quiere dejar salir, o unos 110 millones por Mauro Icardi.

El delantero del Inter parece la única opción razonable teniendo en cuenta su edad (25 años) y su elevado promedio goleador: anotó 29 goles en 36 partidosel pasado curso.

Sin embargo, Icardi no tiene el nombre que los principales patrocinadores del Madrid están exigiendo al presidente. Adidas está muy insistente en vísperas de renovar el contrato.

El club catalán ha empezado a vender el rumor de que Arturo Vidal está fichado. O que, al menos, hay un acuerdo cerrado con el jugador para vestir de azulgrana.

Sin embargo, la realidad de esta operación es que responde a una estrategia para meter presión a los verdaderos candidatos a fichar por el club que preside Bartomeu.

Es decir, Adrien Rabiot o Paul Pogba. Estas dos son ñas opciones reales que maneja Abidal. Futbolistas con los que tiene contacto y han sido autorizados por Messi.

Arturo Vidal no cumple el perfil. Es un jugador más defensivo que llegaría para hacer de Paulinho, pero es más mayor: ya tiene 31 años.