NASA destruyó las evidencias de vida en Marte hace 40 años

Un nuevo análisis de datos de hace 40 años encontró que la nave espacial exploratoria de la NASA podría haber detectado evidencia de vida en Marte décadas antes del descubrimiento del pasado mes de junio de materia orgánica en el Planeta Rojo, pero los resultados probablemente fueron destruidos antes de llegar a la Tierra.

Los rovers Viking de 1976 fueron enviados a Marte en busca de materia orgánica, pero regresaron sin nada. Al volver a examinar los datos de la misión Viking, los investigadores identificaron el clorobenceno, un material orgánico clorado creado en reacción con la sal que se encuentra en el suelo marciano, según los hallazgos publicados en el Journal of Geophysical Research: Planets.

Una misión de la NASA en 2008 que exploró el polo norte de Marte descubrió que la sal, llamada perclorato y utilizada en cohetes y fuegos artificiales, se volvía explosiva cuando se calentaba excesivamente. Eso significa que los Viking, que usaron un instrumento que calentaba muestras de suelo para localizar el material orgánico, pudieron haber quemado las moléculas de carbono que se encontraron en el suelo cuando el perclorato se incendió.

LA MAYORÍA DE LAS MISIONES MARCIANAS HAN BUSCADO MATERIA ORGÁNICA A TRAVÉS DE UN MÉTODO DE CALENTAMIENTO, UNA CAUSA PROBABLE DEL RETRASO EN LOS DATOS.

El rover Curiosity que identificó moléculas orgánicas en rocas marcianas de tres mil millones de años y utilizó el mismo método, calentando las muestras en un horno a más de 900 grados Fahrenheit, para liberar azufre y concentrados de carbono orgánico, dijo la NASA. La roca sedimentaria, llamada mudstone, probablemente no contenía perclorato.

“Fue completamente inesperado e inconsistente con lo que sabíamos”, dijo el científico planetario de la NASA Chris McKay a la revista New Scientist. “Obtienes una nueva percepción y te das cuenta de que todo lo que sabías estaba mal”.

La presencia de moléculas orgánicas podría significar que la vida existe en Marte, o lo hizo en algún momento. Pero las moléculas orgánicas también se pueden crear a través de procesos no biológicos, como reacciones químicas que no requieren vida. La autora principal del estudio, Melissa Guzman, postuló que el clorobenceno podría haber viajado desde la Tierra en los módulos de aterrizaje Viking, contaminando sus instrumentos.

El equipo del Curiosity también informó de niveles de metano, la molécula orgánica más simple, que variaba según la temporada, una prueba más del potencial de los seres vivos en Marte. Y aunque el 95 por ciento del metano de la Tierra se genera en procesos biológicos, como la descomposición del ganado y la fuga de gas natural, la presencia de metano no es garantía de vida en el planeta.

“ES UN GAS EN LA ATMÓSFERA DE MARTE QUE REALMENTE NO DEBERÍA ESTAR ALLÍ”, DIJO EL CIENTÍFICO DEL LABORATORIO DE PROPULSIÓN A CHORRO DE LA NASA CHRIS WEBSTER A NATIONAL GEOGRAPHIC.

Otro estudio publicado semanas antes en la misma revista descubrió secretos inorgánicos sobre el pasado del Planeta Rojo. Los investigadores encontraron casi 800 “dunas fantasmas” o conchas cubiertas de arena de antiguas dunas, evidencia de que el agua y la lava cubrían las dunas de arena marcianas con sedimentos que se endurecían antes de que el viento lo volara. Según los investigadores, los microbios antiguos aún podrían vivir en las dunas que contienen arena antigua.

“Probablemente no haya nada allí”, dijo el autor del estudio Mackenzie Day a la American Geophysical Union. “Pero si alguna vez hubo algo en Marte, este es un lugar mejor que el promedio para mirar”. ¿Que opinas al respecto? Déjanos tu comentario más abajo!