PROYECTO ISIS: EL HALLAZGO DE UNA MOMIA ALIENÍGENA DE 13.000 AÑOS

En los años 60, agentes rusos de la KGB (agencia de inteligencia) recuperaron el cuerpo de una momia extraterrestre con una data de 13.000 años de antigüedad. La misma se encontraba dentro de una tumba en el desierto egipcio. No obstante, este suceso se mantuvo oculto hasta la actualidad cuando teóricos de la conspiración encontraron imágenes granuladas que confirman tales afirmaciones.


Contenido del documental

La prueba del hecho consiste en un video documental que incluye imágenes sobre la expedición del Proyecto Isis hacia el desierto. El propósito de este viaje era encontrar lo que en español se conoce como la “Tumba del Visitante”.

Tal investigación, de acuerdo con los teóricos, se realizó en épocas de la Guerra Fría con la finalidad de verificar y recuperar el cuerpo de un alienígena legendario. Según las leyendas a este ser extraterrestre se le conoce por el nombre en español de “El Visitante” y dentro de su tumba contiene materiales muy valiosos.


El secreto de una sociedad avanzada

Los teóricos de la conspiración aseveran que los antiguos alienígenas eran seres espaciales pertenecientes a civilizaciones tecnológicamente avanzadas. Sumado a esto consideran que visitaban sociedades antiguas como Egipto y Babilonia. En cada visita, se encargaban de impartir conocimientos acerca de arte, ciencia, tecnología y formas de gobernar. Por esta razón, se piensa que estas culturas lograron grandes avances.

Los rusos estaban al tanto de esta leyenda y por lo tanto decidieron probar suerte para tratar de obtener los artefactos y manuscritos que se encontraban dentro de las tumbas. Estos textos contienen información científica, tecnológica y militar bastante avanzada. Gracias a ellos, Rusia podía tener una ventaja considerable Estados Unidos durante la Guerra Fría.

La Unión Soviética sentía gran motivación para realizar este proyecto. Sumado a esto, estaban preocupados por el rumor de que los estadounidenses también hubiesen adquirido ayuda extraterrestre. La misma pudo provenir del sitio del accidente donde se estrelló el Ovni Roswell, quien contaba con tecnología avanzada.
La maldición de la tumba del visitante

Pese a que fueron los rusos quienes se embarcaron en este viaje, los beduinos fueron quienes la descubrieron accidentalmente. Estas personas, al intentar abrir la tumba, se enfermaron y murieron poco tiempo después. Antes de morir, los nativos del lugar declararon que la tumba contenía artefactos tecnológicos avanzados y manuscritos científicos.