Florentino Pérez y la reunión de los 500 millones (o el fichaje cerrado para la Supercopa)

Florentino Pérez sabe que el madridismo está a la espera de la llegada de fichajes que ilusionen. El presidente del Real Madrid se ha gastado ya una buena cantidad de millones en varios refuerzos, pero ninguna de ellos ha llegado con la etiqueta de galáctico.

Vinicius Jr le costó al club blanco 45 millones de euros, y no son pocos los que aseguran que el brasileño aún no tiene un puesto fijo en la plantilla de JulenLopetegui. Es más, no se descarta que el delantero se acabe marchando cedido para que coja ritmo y minutos más allá del Santiago Bernabéu.

Por Álvaro Odriozola se gastó 30 millones de euros para reforzar la posición de lateral derecho, que andaba coja con Achraf como único sustituto de Dani Carvajal. El tercer fichaje confirmado hasta la fecha es el del joven portero Andriy Lunin, por el que el Real pagó 8 millones de euros.

Y en Brasil, Rodrygo, por el que el club blanco se ha gastado 45 millones de euros, sigue a la espera de que le confirmen cuándo llegará a Europa, que, tal y como apuntan desde dentro de la entidad merengue, lo hará el verano que viene.

La reunión de Florentino Pérez

El caso es que desde el Madrid apuntan a que el presidente, en una reciente reunión con Julen Lopetegui, avisó al técnico vasco que aún tiene potencial económico para llegar casi a los 500 millones de euros en fichajes.

Y es que Lopetegui cree que aún son varias las posiciones que deben reforzarse y que los que lleguen deben ser cracks contrastados que aumenten, de verdad, el nivel de la plantilla blanca.

Una cifra que, a día de hoy, Pérez no quiere asumir, pero viendo cómo se le están cerrando todas las puertas al mandatario, no son pocos los que creen que si Hazard llega no lo hará por menos de 150 millones de euros.

Un delantero con gol

Por otro lado, Julen sigue insistiendo en que la plantilla necesita gol. Cristiano Ronaldo se ha ido y alguien debe cubrir los 50 goles que marcaba el luso cada año. Son varios los nombres que están encima de la mesa: Edison Cavani, Mauro Icardi y Robert Lewandowski. Todos ellos posibles fichajes que rondarían los 80 millones de euros.

Un centrocampista con llegada

Otras de las posiciones que Julen quiere ver reforzadas antes de la Supercopade Europa, que se disputará el próximo día 15 de agosto, es la del mediocentro. Luka Modric parece que no se moverá, pero tras el desgaste del croata en el Mundial de Rusia sumado a que tiene ya casi 33 años, el vasco quiere un recambio de garantías para el crack.

Y el que parece que está mejor posicionado para aterrizar en el Santiago Bernabéu es Thiago. En el Bayern de Múnich le han abierto las puertas siempre y cuando el club que llegue lo haga con un cheque cercano a los 70 millones de euros.

Además, teniendo en cuenta que lo más probable es que Mateo Kovacic haga las maletas, el Real deberá buscar un sustituto para el centrocampista, por lo que, viendo cómo está el mercado, por muy menor que sea el fichaje, Florentino deberá gastarse, como mínimo, unos 30 millones.

Un portero top y un recambio para Marcelo

Por lo que respecta al portero, la elección es más que clara: Thibaut Courtois. El del Chelsea está muy cerca de ser blanco por 40 millones de euros. Solo falta que los de Londres se aseguren el fichaje de un portero que sustituya al belga para abrirle la puerta a un Courtois que va como loco por vestirse de blanco.

Cuentan desde el Real que es cuestión de días pero, visto lo visto, tampoco se descarta que Florentino vaya a por Hugo Lloris, por el que ya han avisado que pagarían una cifra cercana a los 60 millones.

Por último, Lopetegui quiere un buen relevo para Marcelo. Theo Hernández no acaba de convencerle y el vasco quiere un joven con futuro que sí que cuadre con sus planes. Marcelo no es que sea precisamente un chaval y el nuevo míster quiere un sustituto con presente y futuro.