Florentino Pérez dispara: “No traga a Messi” (y quiere jugar en el Real Madrid)

En el Real Madrid están a la espera de movimientos. Florentino Pérez sigue trabajando en la llegada de un delantero que refuerce la artillería blanca y haga olvidar la marcha de Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, no sólo se están buscando nuevos goleadores para el SantiagoBernabéu. La zona ancha necesita también refuerzos, y un nombre esta cobrando mucho protagonismo en las últimas horas: Thiago Alcántara.

La llave para que llegue Thiago al Real Madrid

Eso sí, la operación debe venir condicionada por una salida previa. En el Realson conscientes de que Mateo Kovacic quiere salir en busca de más minutos. Como le ocurrió con Zinedine Zidane, el croata parece que no va a tener muchas oportunidades en el once de Julen Lopetegui, y ha pedido que le abran las puertas.

Abiertas están, ahora sólo hace falta que llegue alguien con un buen cheque ara que Pérez de el ‘ok’ a su marcha. Y ese cheque de ser de, al menos 50 millones de euros. Esa es la cifra que han marcado en la zona noble del Bernabéu para vender al centrocampista.

Y es que, como apuntan desde dentro, si la venta se cierra por esa cantidad, el Madrid necesitará sólo 10 millones más para lanzarse a por Thiago. En Valdebebas consideran que el Bayern de Múnich aceptaría su venta por unos 60 millones de euros.

Julen Lopetegui quiere a Thiago

Y es que Lopetegui es muy consciente que debe tener entre sus filas a un ‘pelotero’ más. ¿El motivo? Luka Modric no es que sea precisamente un joven con piernas frescas y necesitará un recambio de garantías en muchos partidos.

Cuentan desde el entorno del jugador que la disposición del hispano brasileño a vestirse de corto en Chamartín es total. Entre otras cosas porque como bien sabe Florentino y buena parte del entorno del Real, “no traga a Messi”.

Thiago va a por Leo Messi

Y es que han llegado ya varias voces al Real que aseguran que Thiago está ansioso por jugar en el Madrid. Entre otras cosas para poder llevar a cabo su particular ‘venganza’ contra Leo Messi, un nombre que tiene marcado en rojo desde el día que abandonó el Camp Nou.

Parece ser que el centrocampista del Bayern aún no ha digerido que el argentino no luchara en su momento para que el brasileño no se marchara. Thiago, que se fue a la Bundesliga de la mano de Pep Guardiola, quería triunfar en el Barça, pero cuando se abrió la oportunidad de venderlo, Messi no movió un dedo para impedirlo. Lo mismo que está haciendo ahora el argentino con el hermano de Thiago, Rafinha.

Una actitud que no le gustó nada en su momento y que ha provocado que Alcántara le pusiera la cruz definitiva al ‘10’ culé. Florentino lo sabe y, si puede y en Múnich están dispuestos a negociar, se lanzará a por él siempre y cuando Kovacic haga las maletas.

No es el único

Lo curioso del caso es que no es Thiago el único jugador que le tiene ‘ganas’ al astro de Rosario y que ansía llegar al Bernabéu para plantarle cara a Messi en su liga y militando en las filas del eterno rival.

Y es que Paulo Dybala es otro de los jugadores que ha llamado a las puertas del Real ofreciendo sus servicios. El de la Juventus no es que tenga precisamente muy buena relación con Leo y quiere llegar al Madrid para dejarle claro que él puede ser igual o mejor que su compatriota.

Dybala no olvida ni perdona el hecho de que, según su entorno, Messi lo haya dejado de lado en la Selección Argentina. Las malas lenguas advierten que ‘LaJoya’ es uno de los jugadores a los que Leo no quiere ni ver, y, casualidad o no, Dybala tiene muy poco peso en la Albiceleste.

De ahí que, consciente de que su nombre está en la agenda blanca, el entorno de Paulo está apretando al club blanco para que vayan a por él.

Lo mismo ocurre con Mauro Icardi. El delantero del Inter quiere, como Dybala, dejar atrás la Serie A y recalar en una liga con mayor peso en el panorama futbolístico. Sabe que vistiendo la camiseta del Real sus goles tendrán mayor impacto y Messi, que también hay quien dice que es el culpable de que Icardise quedara fuera de la lista del Mundial, poco podría decir entonces.

Aún queda mucho mercado y veremos si alguno de estos tres cracks consigue llegar a la capital española para enfrentarse de tú a tú con Leo. El que lo tiene más ‘fácil’ es Thiago. Eso sí, como han asegurado desde dentro, todo pasa por Kovacic y su venta.