DIME TU EDAD Y TE DIRÉ CUANTO DEBES DORMIR

La mayoría de las personas saben que dormir y tener una buena noche de sueño es importante, pero muy pocas pasan ocho o más horas entre las sábanas.

Dormir debería ser una de las actividades más importantes de nuestro día. Sin embargo, la mayoría de las personas no le da importancia y suele perder muchas horas de sueño.

Además, estimulantes como el café o bebidas energéticas, junto al despertador y las luces del teléfono celular interfieren con el ritmo circadiano (el ciclo de vigilia y sueño).

Aparte de la cantidad también debemos enfocarnos en la calidad de ese sueño. No sirve dormir 8 horas y estar exaltados toda la noche depertándonos varias veces en el medio.

El sueño prolongado hace que nuestro cuerpo se restaure y esté listo para el otro día. Un buen descanso ampliará nuestro rendimiento del otro día, debemos incorporarlo como parte del cuidado que le damos a nuestro organismo para estar sanos.

Debemos tener en cuenta que depende de la edad se necesita cierto tiempo de descanso. No es lo mismo el descanso del bebé que el de un hombre adulto.

Cada franja de edad tiene su tiempo de sueño ideal. Aquí te mostramos cuantas horas tienes que dormir según la edad para que estés al 100 % de tu funcionamiento.

Aunque reconoce que el dormir está especialmente afectado por el estilo de vida y la salud de cada individuo, un panel de expertos en sueño de la National Sleep Foundation, un instituto de investigación estadounidense sin fines de lucro con sede en Arlington (Virginia), publicó recomendaciones generales en función de cada edad.
Las horas de sueño según la edad

Recién nacidos (0-3 meses):

lo ideal es que duerman entre 14-17 horas cada día, aunque también es aceptable que lo hagan entre 11 y 13 horas. Lo que no se aconseja es dormir más de 18 horas.

Bebés (4-11 meses):

se recomienda que duerman entre 12-15 horas. También es aceptable que descansen entre 11 y 13 horas, pero nunca más de 16 o 18 horas.

Niños pequeños (1-2):

no es recomendable que duerman menos de 9 horas y más de 15 o 16. Lo que se aconseja es que descansen entre 11 y 14 horas.

Niños en edad preescolar (3-5):

entre 10-13 horas sería lo adecuado. Los expertos consideran que menos que 7 y más de 12 no sería aconsejable.

Niños en edad escolar (6-13):

lo recomendable sería dormir entre 9 y 11 horas.

Adolescentes (14-17):

el rango de sueño aumentó en una hora a 10,08 horas (antes era entre 8,5 y 9,5)

Adultos más jóvenes (18 a 25):

entre 7-9 horas al día, y no menos de 6 ni más de 10-11.

Adultos (26-64):

lo ideal sería dormir entre 7 y 9 horas, aunque no siempre se logra.

Adultos mayores (de 65 años):

lo saludable es descansar entre 7-8 horas al día.

Consejos para tener un sueño placentero:

Tener un horario fijo para dormir :
Somos personas de hábitos y cualquier cambio dificultara nuestro descanso. Intentemos dormir y despertar siempre a la misma hora.

Hacer ejercicio :
Ejercítate 30 minutos al día pero no al final del día.

No consumir café ni nicotina:
A esto agregamos cualquier alimento o bebida estimulante, debido a que sus efectos suelen durar por 8 horas. El tabaco también estimula y suele suceder que los fumadores se levanten antes debido a la abstinencia causada por la nicotina.

Comer liviano:
La cena siempre debe ser ligera para facilitar la digestión nocturna.

Una ducha caliente:
Antes de dormir una ducha caliente hará que tu cuerpo se relaje.

Relajación antes de dormir:
una música suave, luces apagadas, ejercicios de respiración son buenas herramientas que facilitan el descanso.

No hagas siestas largas:
Son buenas las siestas pero si éstas son cortas y antes de las 4 de la tarde. Sino actuarán al contrario haciendo que te cueste conciliar el sueño al la noche.

Crea un ambiente relajado en tu cuarto:
Retira cualquier luz parpadeante, brillo, ruido que pueda distraerte. Utiliza un buen colchón y una almohada confortable.