Un OVNI del tamaño de la Tierra parece salir del Sol en esta foto de NASA

El Investigador y auto aclamado ufólogo Scott C. Waring afirma que nuevas imágenes estudiadas del Sol confirman su teoría de que nuestro astro rey es una especie de portal dimensional para naves extraterrestres.

La “Teoría del Sol Hueco” es una hipótesis marginal propuesta por algunos investigadores OVNI, que postulan que el Sol en el centro de nuestro sistema no es un cuerpo celeste natural. La teoría establece que el Sol es una estructura artificial elaborada que contiene un mundo alienígena masivo en su exterior de camuflaje llameante.

Se ha especulado que este mundo alienígena es aproximadamente mil veces el tamaño de la Tierra. El propósito de este mundo alienígena es desconocido, algunos sugieren que es una base alienígena o avanzada, pero otros han presentado la idea de que es una estación de energía espacial que genera energía a partir de una fuente no termonuclear.

La “Teoría del Sol Hueco” se considera una variante de la “Teoría de la Luna Hueca” y la “Teoría de la Tierra Hueca”. La Teoría de la Luna Hueca se deriva de las características extraordinariamente inusuales e inexplicables de la estructura de la Luna y los extraños artefactos que supuestamente existen en la superficie que parecen apuntar a la conclusión de que la Luna es una construcción artificial que se utiliza como un observatorio alienígena hoy o fue habitado previamente por la vida extraterrestre.

La Teoría de la Tierra Hueca postula que los extraterrestres viven a un nivel subterráneo en la Tierra y que los OVNIS que se han observado cerca de la superficie de la Tierra no estaban visitando este planeta, sino que se estaban yendo. Cada una de estas teorías es popular entre muchos investigadores OVNI pero siguen siendo increíblemente controvertidas en los círculos científicos.

Sin embargo, las imágenes capturadas por el satélite del Observatorio Solar y Heliosférico de la NASA (SOHO) abren el debate sobre la Teoría del Sol Hueco de vez en cuando. Varias imágenes parecen representar anomalías en la superficie del Sol. Según el prominente ufólogo Scott Waring, estas imágenes son la prueba definitiva de que la “Teoría del Sol Artificial Hueco” es creíble.