Muere trágicamente el último rinoceronte macho blanco en el mundo

Sudán, el último macho de su especie en el mundo ha muerto a los 45 años de edad.

Sudán fue un rinoceronte blanco del norte, el ultimo macho de su subespecie en el mundo.

El planeta se encuentra de luto por su muerte.

Los hechos ocurrieron el día lunes en el centro de conservación de Kenia, mismos que se encargaron de cuidar del animal por años.

Su muerte ha generado mucha polémica no sólo por el hecho de que fue el último de su especie sino también por el hecho de que fue sacrificado debido a alteraciones degenerativas en sus músculos y huesos, sumado a amplias heridas en la piel, mismas que no le permitían estar de pie.

Este problema fue producto de su avanzada edad, desafortunadamente su problema empeoró en tan sólo 24 horas aunque ya tenía meses padeciendo diversas complicaciones, ya no podía ponerse de pie, su estado de salud era muy crítico por lo que el equipo veterinario del zoológico checo Dvur Králové y el Servicio de Conservación de la Fauna Keniana (KWS) tomaron la decisión de someterlo a eutanasia.

Los veterinarios hicieron hasta lo imposible para encontrar la manera de curarlo, intentaron de todo para mantener viva esta especie, lamentablemente las complicaciones de su pata junto con su edad avanzada, hicieron imposible que la criatura pudiera seguir con vida.

El 19 de marzo del 2018 ha marcado la historia, no sólo por la muerte de una amado rinoceronte blanco sino también por la extinción de la especie. Después de la muerte de Sudán, solamente quedan dos subespecies vivas en el mundo; su hija y su nieta.

El año pasado, Sudán logró una gran popularidad en todo el mundo, pues sus cuidadores le crearon una cuenta en la aplicación de citas Tinder, no para encontrar el amor, sino para conseguir fondos para desarrollar técnicas de fertilización in vitro para esta especie.

Esa es ahora la única esperanza para preservar el rinoceronte blanco del norte.

El reino animal está de luto y el mundo entero también.