Los 10 ladrones de energía de acuerdo con el Dalai Lama.

El budismo es una doctrina proveniente de la India, su ideología es practicar la tolerancia, el amor propio, la bondad hacia todo ser vivo, el vivir en armonía, etcétera. Es una de las religiones con más seguidores en el mundo y no es para menos ya que ha ayudado a muchas personas a encontrar su verdadero camino. El Dalai Lama es el líder espiritual del budismo tibetano. Muchas personas que practican esta fe religiosa han obtenido algunas enseñanzas que les han ayudado para mejorar su vida diaria, incluso también otras que no profesan esta religión. Existen mantras, parábolas y enseñanzas que el budismo ofrece al mundo en general y no sólo a sus seguidores.

De acuerdo con el budismo, existen varios factores que pueden afectarnos, el actual Dalai Lama los ha identificado como los 10 ladrones de energía que podrían estar desviando nuestras ganas hacia un lugar donde no queremos.

Todos poseemos una cantidad limitada de energía cada día y es por eso la importancia de utilizarla para convertirnos en mejores personas.

Sin embargo, existen 10 factores que atentan contra nuestra energía, estos pueden ser internos y externos, mismos que nos despojan de dicha energía sin dejarnos salir adelante en la vida.

A continuación, te decimos cuáles son los 10 ladrones de energía que puedan estar afectando tu vida:

1.Promesas incumplidas

“Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio”

La honestidad es muy importante, muchas veces es mejor decir que no antes de sostener una promesa, y a diferencia de lo que muchos piensan decir que no, no te convierte en mala persona sino todo lo contrario, la honestidad es más valiosa. Prometer algo y no cumplir es uno de los peores ladrones de energía.

2. El desorden

“Tira, levanta y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas”.

Es importante eliminar todo aquello que no necesitamos ya que un lugar desordenado y lleno de cosas innecesarias puede robarnos gran parte de nuestra energía.

3. No saber aceptar

“Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar”

Luchar hasta el final nos hace personas fuertes, pero a veces debemos comprender que hemos perdido ya que no sirve de nada resistirse a algo inevitable. Esto sólo acabara con nuestra energía. Debemos de aprender a diferenciar entre las cosas por las que es importante luchar y a aquellas que debemos dejar ir.

4. Personas tóxicas

“Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente”

Es importante no cosechar una amistad con aquellas personas que están rodeadas de problemas y negatividad afectando a todas las personas que se encuentran a su alrededor sin importarles en lo más mínimo. En este caso es mejor poner una barrera para no ser utilizado como depósito de sentimientos negativos.

5. Sobrecargarse

“Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas”.

Para disfrutar de la vida es importante dejar aquellas tareas que no nos hacen felices y dedicar nuestro tiempo a realizar lo que en verdad nos interesa.

6. Evitar las situaciones difíciles

“Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria”.

A veces nos topamos con situaciones complicadas las cuales preferimos evitar, lo cual termina siendo nocivo para nuestra energía.

A pesar de las preocupaciones y los miedos que podamos sentir, no existe nada mejor que tomar acción y revertir aquello que nos perjudica.

7. El rencor

“Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo”.

No existe mayor fuerza que el perdón, el rencor es uno de los mayores ladrones de energía, es por eso que perdonar a los demás como a sí mismo es considerado un acto de amor.

No importa que tanto daño te pudo haber hecho una persona, es mejor dejarla ir y dejar de sufrir.

8. Cuentas poco claras

“Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle”.

Existe un dicho muy popular ¨cuentas claras amistades largas¨, esto no sólo se aplica a las personas que te deban dinero sino también en las deudas que tengas, de acuerdo con el Dalai Lama, para poder conservar la tranquilidad en la vida, es importante no deber dinero, ya que las deudas sólo generan preocupación y falta de energía.

De la misma manera cuando alguien te deba dinero no dejes que pase mucho tiempo sin cobrarle ya que es algo muy preocupante. Si tienes confianza con esa persona, no dudes en cobrarle, es lo justo. Si de lo contrario lo consideras incobrable, mejor déjalo ir ya y no malgastes tu energía.

9. No cuidar tu salud

“Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos”.

La salud es lo más importante. Si el cuerpo no está bien, lo más probable es que no podrás realizar ninguna actividad correctamente.

Es importante descansar y cuidar de nuestro cuerpo muy bien.

10. No reconocer los momentos de descanso y acción

“Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad”.

Existe un momento para todo en esta vida, cada situación es importante. Aprovechar una oportunidad y tomar acción de ella es fundamental como también lo es saber cuando descansar.

Muchas veces estamos expuestos a situaciones que definen nuestro destino pero nosotros tenemos la libertad de elegir qué es lo que más nos conviene.