Cuidado. 5 animales venenosos que viven en tu casa

5. Araña Parda o Violinista

Esta es una de las arañas más venenosas en México. Suelen encontrarse con mayor frecuencia en lugares oscuros como debajo de los lavamanos, detrás de cuadros, entre la ropa o incluso debajo de la cama. Se caracteriza por ser una araña de color café con una mancha oscura en el centro de su cuerpo, de donde precisamente procede su nombre. Ataca cuando se siente amenazada, así que si te llega a picar, es de suma importancia que laves inmediatamente el área con jabón y agua fría abundante, para después dirigirte de inmediato a la clínica más cercana, pues aunque al principio no llegues a tener síntomas, en tan sólo 6 horas comenzarás a experimentar hinchazón y dolores severos en la zona, así como náuseas y vómitos, pero no solo eso, la picadura de este arácnido es tan grave que podrías perder la parte que fue picada debido a que su veneno es capaz de pudrir las células de los tejidos musculares.

4. Araña Viuda Negra

Este insecto de cuerpo negro y brillante suelen vivir debajo de tablas y piedras, por lo que es común encontrarla en tu patio o incluso en algún muro de piedra dentro de tu casa. Algunas personas que han sido victimas de su piquete aseguran inicialmente haber sentido ligeras punzadas seguidas de un fuerte dolor muscular en todo el cuerpo. Asimismo, presentaron dificultad para respirar, dolores de cabeza y sensibilidad al ver la luz. Lo primero que debes hacer en caso de su picadura, es lavar rápidamente con agua y jabón toda el área y colocar hielo envuelto en un trapo sobre la picadura, pero ojo, esto solo es una medida inmediata, pues es indispensable que recibas atención médica lo antes posible, pues solo los expertos podrán determinar si es necesario suministrar un antídoto para neutralizar el veneno.

3. Alacrán o Escorpión

Estos animales suelen esconderse durante el día debajo de grietas de paredes, pisos, desagües, habitaciones oscuras y sin ventilación, así como en los zapatos dentro del armario. Aunque se consideren inofensivos, su picadura resulta sumamente dolorosa y requiere tratamiento de analgésicos.¿Qué hacer si te picó uno? recuerda que siempre debes lavar inmediatamente la zona con jabón y agua fría a fin de eliminar cualquier rastro de veneno en la piel, aunque claro, también es necesario que un médico te valore para suministrar el medicamento necesario.

2. Gusano Quemador

Suelen encontrarse debajo de árboles y en hojas secas sobre todo en temporadas de primavera y verano. Aunque parezca inofensivo, si lo tocas puedes llegar a experimentar una grave irritación, calambres musculares e incluso convulsiones, debido a que sus pelos y espinas están conectados con sus glándulas que secretan sustancias defensivas que terminan desencadenando una serie de reacciones alérgicas en la víctima. En caso de que termines con una de sus espinas en la piel, evita tratar de retirarla con la mano descubierta y mejor apóyate de unas pinzas. Es necesario también que acudas con el médico.

1. Garrapata

Estas suelen encontrarse en el pasto, plantas, grietas entre el cemento y desafortunadamente en los animalitos, quienes por cierto no son sus únicas víctimas. Estos bichos también suelen prenderse de la piel de las personas y pueden llegar a transmitir enfermedades a través de la sangre, que dañan de forma directa órganos como el corazón, hígado, riñón y el sistema nervioso. Si llegas a notar que una de ellas cuelga de tu piel, con ayuda de unas pinzas retíralas con muchísimo cuidado asegurándote de no dejar incrustada su cabeza. Una vez hecho esto, acude a la clínica más cercana para realizarte exámenes de sangre y orina y que de esta manera, puedan recomendarte el tratamiento adecuado lo más pronto posible.

Para evitar que tú o tu familia sean víctimas de estos peligrosos animales, a continuación te dejamos algunas recomendaciones:

1. Limpia minuciosamente tu casa por lo menos una vez a la semana. No olvides sacudir alfombras, muebles e incluso la ropa.

2. Aplica insecticidas regularmente.

3. Evita que los niños jueguen en lugares donde hay madera o piedras apiladas.

4. Mantén las camas separadas de muros.

5. Procura usar guantes al limpiar y más aún, si la limpieza la realizarás en el patio.