LA MITOLOGÍA NÓRDICA Y EL MISTERIO DE LA CREACIÓN DE LA HUMANIDAD

Existen muchas teorías en las que se explica el origen de los seres humanos. De hecho, hay una gran cantidad de versiones que se adaptan y se orientan hacia distintas creencias. En este sentido, algunos autores exponen en cada uno de sus textos cómo fue el proceso de creación de la humanidad basándose en la mitología nórdica como un importante punto de partida.


Primeros seres humanos

Existen grandes similitudes entre la creación de la humanidad según la mitología nórdica y la Biblia, puesto que en la primera se hace referencia a un hombre y una mujer, figuras que representan a las primeras personas que habitaron en el planeta, tal como Adán y Eva. No obstante, de acuerdo a dicha mitología, los nombres de esta pareja eran Ask y Embla.

Igualmente, se considera que la Tierra y cada uno de los elementos que la conforman, fueron creadas por seres superiores; en este caso, por diversos dioses que hicieron que la vida fuese posible.

En este sentido, cuando los dioses encontraron a un par de árboles que tenían muchas similitudes con los seres humanos, decidieron otorgarles su propia alma, así como también la capacidad intelectual, la posibilidad de moverse, hablar, escuchar, sentir, e incluso amar.


Protección de los dioses

Cuando estos nuevos seres comenzaron a pensar por sí mismos y actuar de manera independiente, se inició una nueva manera de convivir entre ellos, poblando la Tierra de forma progresiva. A partir de allí, los dioses cuidaron de esta majestuosa creación, protegiéndolos de todo el mal que podía afectarles negativamente a cada uno de ellos.
Miles de historias

En la actualidad, son muchas las historias que intentan explicar el origen del planeta, y por supuesto, de todas las personas que viven en él. Así, es posible conseguir diferentes relatos basados en otras referencias culturales e históricas, por lo que es común que se muestren este tipo de textos alusivos a la mitología griega, yoruba, romana, egipcia, y muchas otras que resultan ser realmente interesantes.

Finalmente, la historia de la vida, y particularmente de cómo se originó la humanidad, puede tener distintos matices de acuerdo a cada uno de sus referentes principales. Con tales variaciones, es muy sencillo tener a la mano una serie de explicaciones valiosas que aunque no necesariamente tengan coincidencias entre sí, todas sus explicaciones pueden ser realmente muy fascinantes; como es el caso de la versión nórdica, que de hecho, puede considerarse como majestuosa.