EXPERTOS ASEGURAN QUE LOS VOLCANES DEL CINTURÓN DE FUEGO ESTÁN SIENDO ACTIVADOS POR EL HAARP

Recientemente se ha dado a conocer que el gobierno de los Estados Unidos logró la creación de HAARP (High Frequency Active Auroral ResearchProgram) en conjunto con un grupo de agencias relacionadas al pentágono.

El objetivo principal de la creación de HAARP es conocer y estudiar de manera detallada las propiedades de la ionosfera y de esta manera lograr potenciar la tecnología que nos permita manipular a través de descargas electromagnéticas su capacidad.
Beneficios que puede traer la creación de HAARP

Mediante su creación se busca favorecer los sistemas de vigilancia, mapeoo y las radiocomunicaciones en general, estableciendo una especie de escudo antimisil que sea capaz de evitar cualquier ataque nuclear o fenómenos naturales como una lluvia de meteoritos.

Se cree que con el HAARP pueden manipularse de cierta manera las condiciones climáticas de la tierra a través de transmisiones de radio. Se puede incluso hacer que llueva más o menos, crear granizo o nevadas, nieblas, etc. Ciertamente, toda esta tecnología será producto principalmente de fines militares.
Lo más aterrador acerca de la utilización de HAARP

Mantener a la población del mundo en un estado de baja vibración seria uno de los usos más aterradores del HAARP, lo cual generaría desastres naturales que afectaran el estado natural de grandes ciudades del mundo, provocando en sus habitantes estados de consternación y caos.

Algo similar es lo que sucede actualmente por la activación del Cinturón del fuego del pacífico, el cual se extiende por las costas de Ecuador, Perú y Chile pasando por las islas del área oriental de China, Rusia, abarcando todo centro américa y parte de los Estados Unidos. En fin, abarca prácticamente el planeta entero.
Antes de la creación del HAARP ya existían programas secretos similares

Actualmente se conoce que el HAARP no ha sido el único programa creado para la modificación de la ionosfera. En el año 1994 los Estados Unidos crearon un programa secreto que ha estado emitiendo desde entonces ondas electromagnéticas de muy alta frecuencia hacia la ionosfera, el cual genera cambios en el ambiente climático.

Otro programa secreto fue desarrollado en Bolivia cerca del año 1990, mediante éste se buscaba analizar las variaciones de onda en una parte de la ionosfera, mediante la absorción de rayos ultravioletas que eran convertidos en iones y electrones. Y esas ondas eran modificadas de manera artificial para usadas en otras cosas.