EXPERTOS LOGRAN AL FIN GRABAR JIRAFAS BLANCAS EN ÁFRICA DESPUÉS DE DÉCADAS

De por sí, muchos de los animales imponentes que viven en el continente africano se encuentran en un estado crítico de extinción, pero cuando hablamos de especies con una característica única, la posibilidad de verlos disminuye muchísimo. Por esta razón, el hallazgo ocurrido en África es toda una maravilla natural.


Gracias a la comunidad

En múltiples oportunidades, las autoridades kenianas han recibido llamados de la población sobre unos avistamientos de jirafas blancas. Al principio no le dieron mucha importancia y pensaron que era broma, pero cuando se creó un patrón, supieron que iba en serio.

Las autoridades y organizaciones de la protección animal se pusieron manos a la obra para hallarlos y hacerles seguimiento. De este modo, a mediados del año 2018 localizaron dos jirafas blancas, una adulta y una cría. Al estar en un parque natural protegido corren un poco menos peligro, pero aún y así es un riesgo latente. Especímenes como estos no se encontraban desde el año 2016, cuando fue visto un ejemplar en Tanzania.


Tienen una extraña enfermedad

Obviamente esta no es una especie de jirafa diferente o nunca antes vista. Así como los humanos, algunos animales tienen enfermedades que hacen que su color de piel, en este caso pelaje, sea de un color totalmente diferente. Por ejemplo, las panteras, siendo un leopardo pero con un error genético el cual le cambió el color de su cuerpo a uno totalmente negro.

En este caso, las jirafas sufren de leucismo, una enfermedad genética que muy pocos animales en el mundo la sufren. Esta inhibe la correcta pigmentación de la piel y el pelaje, por lo que aparecen colores extraños, como es el caso de este blanco. Aunque se parezca al albinismo, no es lo mismo.


Al fin los filmaron

Una vez que las autoridades kenianas confirmaron la existencia de estos animales, los medios locales e internacionales hicieron eco del hecho y asistieron para intentar ver los animales. Así pues, se tiene lo que podría ser los primeros registros fílmicos de las míticas jirafas blancas del África.

Un aspecto interesante de este hecho, es que una jirafa de pigmentación normal estaba en su grupo. Esto quiere decir que se pueden integrar perfectamente al medio natural, cosa que no se ve en todas las especies de animales. Últimamente, los avistamientos se han vuelto más comunes y el seguimiento de estas jirafas por parte de guarda parques han aumentado sus posibilidades de sobrevivir a ataques de cazadores.