Esta es la peor prisión del mundo. Nadie sale vivo

¿Te imaginas cumplir años de prisión junto a tu familia, poder ir a puestos de comida, peluquerías, y pasar la noche en un hotel? Todo esto y más ocurre en la cárcel de San Pedro, La Paz, Bolivia.

Tras sus muros de seguridad conviven más de 3 mil reos junto a sus familiares. En San Pedro, los guardias de seguridad no tienen uniforme, las celdas no tienen barras de metal, y los prisioneros deben pagar su espacio.

Estos son los 7 puntos que hacen de esta la prisión más enferma del mundo:

7: Familia

Uno de las características más notables y polémicas de esta prisión es que los reos conviven aquí con sus familiares, que incluyen a menores de edad, mismos que pueden entrar y salir cada vez que quieran. La situación es difícil sobre todo para los menores que tienen que crecer siendo testigos de las escenas más espantosas para chicos de su edad.

Fuera del Penal, sufren discriminación por el pasado y presente de sus padres, y dentro son víctimas de violencia y abuso sexual.

6: Drogas y penas

En este lugar se cultiva cocaína y se electrocuta a quienes han cometido delitos sexuales.

5: Turismo

San Pedro también fue hace un tiempo uno de los sitios turísticos más extraño del mundo, según la guía de viajes Lonely Planet. Los visitantes pagaban hasta 35 dólares por un paquete que incluía un tour por la prisión, consumir la cocaína producida aquí, y hasta pasar una noche en una celda.

4: Clases sociales

La prisión se divide en ocho secciones, según el nivel económico del preso. Las celdas más lujosas tienen baño privado, cocina y televisión por cable, en una sección denominada Los Pinos, que además en el exterior tiene negocios de venta de comida, jugos, o mesas de billar. El costo va de mil a mil 500 dólares por el tiempo que dure la condena. Los prisioneros de bajos recursos comparten celda, o algunas zonas entre escaleras y suciedad.

3: Violencia y Democracia

A pesar de las libertades que gozan sus reclusos, el índice de criminalidad aquí es elevado. Durante el día, la violencia está relativamente contenida, pero en la noche las cosas se pueden poner mal, cuando los reclusos se roban unos a otros y pelean con cuchillos. La policía no entra, ni tampoco interfiere de ninguna manera.

De acuerdo con cifras oficiales de la prisión, hay unas cuatro muertes al mes tanto de causas naturales como de “accidentes”.

2: Comida

Como toda prisión en San Pedro se ofrece alimentos a los internos, pero no a todos les gusta, por lo que tienen opciones en diversos puestos que existen en el lugar.

1: Sentencias

Aunque parezca increíble, pocos de los reclusos de esta prisión son asesinos convictos. El 80 por ciento de ellos cumplen sanción por delitos relacionados con las drogas, mientras que solo el 25 por ciento de todos los prisioneros están cumpliendo de una sentencia definitiva, pues el resto está en espera juicio.