Pep Guardiola a Florentino Pérez: 200 millones (y se lo lleva al Manchester City)

Pep Guardiola se ha alzado con su primer título de Premier League tras el tropezón del Manchester United ante el West Bromwich Albion, y no ha perdido tiempo en planificar su próxima campaña.

Por un lado, se ha ocupado de ensalzar su primera liga inglesa asegurando que “la Champions League cuesta menos ganarla”. Por otro, pretende hacer unos retoques millonarios a su ya de por sí nutrida plantilla.

En el camino, además, espera trastocar los planes de su eterno rival y obsesión constante, el Real Madrid. El técnico de Santpedor, de la mano de su dirección deportiva, se ha fijado como meta entre ceja y ceja hacerse con los servicios de Neymar para la temporada que viene.

Neymar, feliz con Mbappé, cuenta las miserias del Barça: Bartomeu, Valverde, Messi y compañía | EFE

El empeño en tener a los mejores

Nada más aterrizar en Manchester, Guardiola tonteó con la posibilidad de fichar a Messi. El fuego amigo, no obstante, y la comprobación de que sacar a Messi del Camp Nou tras su última renovación es imposible, le han disuadido de la idea.

Con el diez culé fuera de juego, el empeño del técnico citizen pasa por contar con uno de los tres mejores jugadores del mundo. Y para ello, el objetivo es un Neymar cuyo futuro no pasa por Francia.

La jugada sería perfecta, además, porque arruinaría los planes de Florentino Pérez. Y ya ha avisado al presidente madridista. Con 200 millones de euros y un jugador de su plantilla puede convencer a Nasser Al-Khelaifi.

Sterling trata de escapar de la presión del Tottenham / EFE

Abaratar la operación

Sacar a Neymar de París por el mismo precio que llegó de Barcelona sólo es posible con la inclusión de una estrella británica. Y el elegido es Raheem Sterling.

Pese a haberse destapado como goleador esta temporada, el natural de Jamaica es el eslabón más débil del ataque de Manchester. Así ha quedado comprobado durante los partidos de máxima exigencia y no será una tragedia para el club que forme parte de la operación parisina.

La llegada de Neymar a Inglaterra le convertirá en el jugador mejor pagado del mundo y disparará su potencial de marketing en una franquicia que cuenta con equipos en New York y Melbourne.

La liga inglesa, además, ofrecerá a Neymar una competición mucho más competitiva que la francesa pero también muchos más espacios que la española para explotar su velocidad y desborde. Ney encajaría como anillo al dedo en el proyecto de Pep y Florentino puede volver a ver su sueño frustrado.