20 fotos que prueban que los gatos acabarán con los humanos

Tener mascotas en tu casa cambia tu vida para siempre, para bien o para mal. Las dos mascotas más populares en el mundo son el perro y el gato.

Un perro puede destruir tus zapatos, rasgar los muebles e incluso morder cables importantes para ti. Pero su nobleza y arrepentimiento te pueden derretir el corazón en un segundo y hacer que olvides todo.

Un gato en cambio, es una máquina egoísta de destrucción con un sentido en particular: Arruinarte la vida. Cuando un gato destruye lo hace con placer y es por eso que estas 25 fotos te van a demostrar que tener un gato es lo peor que te puede pasar.

#25 “Mi gato se paró justo en el botón de mi computadora. 40 minutos de trabajo perdido”

#24 “Lo atrapé con las manos en la masa. A veces siento que quiere matarme”

#23 Los pinos y las luces parecen atraer a un gato a la violencia.

#22 “Solo me descuidé 10 segundos. ¡10 segundos!”

#21 “Tu me dijiste que no me sentara en el teclado. No dijiste nada de la pantalla”

#20 “Tenía tanta hambre. Ahora solo tengo rencor. Maldito gato.”

#19 “Deja de ponerle atención a estas piezas y acaricia mi lomo”

#18 “Oigan, puedo jugar? O destruir todo?”

#17 “Estoy en rehabilitación, me acaban de operar y mi gato no me deja hacer mis ejercicios”

#16 “Así no se cepillan los dientes, humana tonta”

#15 “Estás cómodo, maldito ser de destrucción?”

#14 “Mi gato tiene un ratón de juguete y siempre lo avienta debajo de la estufa. Si no lo saco pronto se la pasará maullando hasta que lo haga”

#13 “Mi novia estaba haciendo yoga. Esta es mi nueva posición favorita jajajaja”

#12 “Hace demasiado calor y mi gato sigue desconectando el ventilador. Lo odio”

#11 “Un ruido me despertó a las 3 de la mañana. Era esto. Yo solo quería dormir”

#10 “Yo solo quería una foto linda con mi gato.”

#9 Vivo solo. La primera vez que mi gato hizo esto pensé que alguien iba a asesinarme”

#8 “Acabo de comprar ese cepillo de dientes. Es el único que tengo. Maldición”

#7 “Escucha humana. Esta es mi cama y mi novio, ahora. Largo de aquí”

#6 “No sé si mi gato es idiota o lo hace a propósito.”

#5 Lleva 20 minutos ahí. Ya quiero mover mi carro”

#4 ¿Pero cómo demonios terminó ahí? Que bueno que no es tan gordo

#3 “¿Qué? Tu bebé puede dormir en mi caja de arena, en lo que a mi respecta.”

#2 “No era lo primero que quería ver esta mañana. Tocarse”

#1 “Mi novio se preguntaba por qué su cuarto estaba tan frío. El gato en la salida del calentador.

¿Estás dispuesto a tener gatos? ¿Tienes alguno? Cuéntanos en los comentarios, tu opinión es muy especial para nosotros.