Messi se entera de la fuga más loca en el Real Madrid (“No aguanto a Zidane”)

La crisis del Real Madrid no pasa desapercibida en el vestuario del FC Barcelona. Los culés temían una temporada muy complicada cuando perdieron la Supercopa de España contra el equipo merengue el pasado agosto.

Los blancos arrasaron a los de Ernesto Valverde, tanto en la ida (1-3 en el Camp Nou) como en la vuelta (2-0 en el Santiago Bernabéu) con equipo que aspiraba a todo y que finalizó el 2017 con cinco títulos de seis posibles.

El Madrid, de lo mejor a lo peor

Pero parece que justo ahí, en la Supercopa, el Madrid perdió el norte. De hecho, la opinión de que el Mundial de Clubes lo ganaron por casualidad está cada vez más generalizada tanto entre los aficionados como entre los responsables y entre algunos jugadores.

Luka Modric toma la palabra

Luka Modric es uno de ellos. El croata no se divierte con Zinedine Zidane como lo hacía con sus predecesores Carlo Ancelotti y José Mourinho. El jugador opina que ambos técnicos supieron sacar lo mejor de sí mismo. El madridista cree que las ideas de juego de ambos así como su colocación en el campo fueron claves para sacar su mejor versión.

Con Zidane, en cambio, el equipo siempre juega a lo mismo, o a nada, como define el propio futbolista, que asegura que no se divierte con el míster francés.

Así lo comparte el jugador en su círculo cercano. “No aguanto a Zidane”, ha dejado ir en más de una ocasión a sus allegados.

Y Messi alucina

Un mensaje que ha llegado al vestuario culé mediante el compatriota de LukaIvan Rakitic, presente en el grupo de amigos del madridista, y que no ha tardado en llegar a un Leo Messi que alucina con cómo han cambiado las cosas en la casa blanca en tan poco tiempo.

Y no se queda ahí. Modric avisa que si las cosas no cambian a corto plazo no dudará en abandonar Chamartín el próximo verano, después del Mundial de Rusia.