ANÁLISIS | Las 5 claves que explican la crisis del Real Madrid

El Real Madrid parecía volver a volar tras endosarle un contundente 7-1 al Deportivo, pero la eliminación de Copa del Rey causó mella. La famosa charla de Zinedine Zidane solo ha causado un efecto aspirina que se nota de forma irregular. Repasa algunas de las causas Javier Sillés en el diario As.

El técnico galo tuvo una ​charla larga y tendida en el entrenamiento con sus jugadores en el día previo a recibir al Numancia en la vuelta de cuartos de Copa del Rey. Esa misma conversación entre toda la plantilla no ha tenido un efecto notable en el juego del equipo que, pese a haber mejorado en las contiendas ligueras ante Deportivo y Valencia, se diluyó en Copa del Rey, siendo eliminados por el Leganés.

Además, el equipo también se dejó dos puntos en su visita al Levante. El FC Barcelona no se escapó porque empató contra el Espanyol, pero el Atlético si que amplió su diferencia con el conjunto merengue hasta los diez puntos, después de vencer al Valencia. Precisamente los de Mestalla están terceros, con un punto más. Por detrás vienen Villarreal (a 2), Sevilla (a 6) y Eibar (a 7).

Los principales problemas han sido analizados por Javier Sillés, para el diario As:

– Fragilidad: desajustes defensivos, especialmente en el momento de cerrar las líneas.

– Inacción: pasividad en el momento de obstruir pases en la zona ofensiva para recuperar el balón.

– Sistemas: no funciona ni el 4-3-3 ni el 4-4-2, además de caer el rendimiento del equipo cuando juegan Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

– Separación: a la hora de pressionar se ve como Toni Kroos y Luka Modric adelantan sus posiciones y Casemiro, en ocasiones, está mal colocado con demasiada distancia respecto a ellos.

– Repliegue: hasta 9 de los 21 goles recibidos en 21 partidos han sido por un mal repliegue. Marcelo es el principal señalado, dado que 7 han sido por su banda.

Además, hay que añadirle que las rotaciones este año no están funcionando y no dan el mismo resultado que Álvaro Morata o James Rodríguez en la temporada anterior. El proyecto de Zidane aparenta desgaste y sólo podriía resarcirse firmando un buen papel en la Liga de Campeones, algo que se presenta complicado teniendo como rival en octavos al PSG, uno de los principales candidatos al título.