GRAN COLISIONADOR DE HADRONES DEMUESTRA QUE LOS FANTASMAS NO EXISTEN

Brian Cox, científico de la BBC, afirma que la falta de actividad paranormal en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) “demuestra” que los fantasmas son un fenómeno falso.

El físico dice que el altamente sensible LHC debería haber demostrado la existencia de fantasmas por ahora, lo cual afirma que ha fallado por completo:

Si queremos que persista algún tipo de patrón que lleve información sobre nuestras células vivas, entonces debemos especificar con precisión qué medio lleva ese patrón y cómo interactúa con las partículas de materia de las cuales se hacen nuestros cuerpos.

En otras palabras, debemos inventar una extensión del Modelo Estándar de Física de Partículas que ha escapado a la detección en el Gran Colisionador de Hadrones. Eso es casi inconcebible en las escalas de energía típicas de las interacciones de partículas en nuestros cuerpos.

Lo que está diciendo Cox es que no hay evidencia de un medio en el cual nuestras células podrían continuar después de que la muerte haya ocurrido.

El punto de Cox depende en gran medida de la capacidad del LHC para recoger las más pequeñas ráfagas de energía encontradas en las colisiones de partículas. Eso significa que cualquier firma de energía de entidades paranormales debe ser fácil de detectar. Hasta el momento, no se ha encontrado tal evidencia.

Esto es a pesar de numerosos testimonios de personas de todo el mundo informando sobre los encuentros fantasmales, así como científicos capturando fantasmas en la cámara y afirmar que son reales.

¿Podría ser que cientos de años de historias de fantasmas son simplemente el resultado de la imaginación activa de la gente?

¿El LHC finalmente ha cerrado el libro sobre algo que se considera “paranormal”?