Reunión secreta de Neymar con Florentino Pérez en París (y otra en Madrid)

Neymar es el nuevo galáctico de Florentino Pérez. O al menos eso es lo que desea el presidente del Real Madrid. Y Neymar. De ahí que desde la capital española se esté planificando su fichaje minuciosamente.

El presidente sabe que el Real necesita un cambio profundo y un nuevo referente, tanto en el terreno de juego como de cara a la afición. Y el brasileño es el elegido. De hecho, no es la primera vez que el Madrid va a por el astro. Pero esta vez parece que Pérez cumplirá su deseo y vestirá, por fin, al crack de blanco.

Reuniones

Y se ha puesto las pilas para cerrarlo cuanto antes. Dos son las reuniones que han mantenido el club con el entorno del jugador. Una en París, en la que estuvo presente el padre y representante de NeyNeymar Sr, y otra en Madrid.

Las dos con un único propósito: dibujar la estrategia a seguir. Una vez se ha hecho público y notorio que van a ir a por él, Florentino no quiere dejar cabos sueltos y quiere intentar que la historia no se convierta en un culebrón.

Ese es el motivo que ha llevado al club a pedirle al padre del jugador que ellos también pongan de su parte. El Madrid ya lo tiene todo preparado para su llegada, cheque incluido, pero desde Chamartín quieren que sea él quien lleve la iniciativa.

De ahí que le hayan trasladado que debe dar un paso adelante y, de cara al próximo verano, declararse en rebeldía. Que le deje muy claro a Nasser AlKhelaïfi que quiere irse. Florentino quiere seguir manteniendo la buena mistad con el propietario del PSG y no quiere ensuciarse las manos con un fichaje que podría tirar por los aires ese buen rollo.

Cada vez peor

Y lo cierto es que ya hace tiempo que el brasileño está haciendo todo lo posible por facilitar su salida. Ya desde el primer momento en que llegó a París le dejó muy claro al propietario del club que su paso por Francia no superaría los dos años.

Por otro lado, su relación con Emery nunca ha sido buena. Pero no sólo con el entrenador, la afición está descubriendo a un Neymar egoísta y altivo. De hecho, la grada ya le ha demostrado en más de una ocasión que no está de su parte.

Una situación que puede empeorar de cara a los próximos meses. Algo que, sin lugar a dudas, alegrará a Florentino y allanará el camino para su salida.