Isco encuentra a Marco Asensio llorando (y se lía la de Dios)

Está dolido. Marco Asensio no atraviesa un buen momento en el Real Madrid. El balear lleva semanas siendo una de las caras más tristes del conjunto blanco.

Después de un inicio explosivo esta temporada, con dos actuaciones estelares y dos golazos en la Supercopa de España contra el FC Barcelona todo apuntaba a que esta sería la temporada de su consagración.

Marco Asensio, de más a mucho menos

El año pasado fue una de las piezas imprescindibles de la unidad B, clave para levantar un doblete que no se veía en el Santiago Bernabéu desde 1958, lo que daba a pensar que en esta campaña daría el paso adelante definitivo. Pero nada más lejos de la realidad.

El media punta ha ido de más a mucho menos hasta convertirse de nuevo en uno de los suplentes habituales. Sin ir más lejos, no es titular en la Liga desde el pasado 9 de diciembre, en el partido contra el Sevilla (5-0).

En la Copa del Rey estaba teniendo más minutos, pero la eliminación de los blancos a manos del Leganés le ha dejado casi con la única opción de los minutos de la basura de los partidos ya decididos. Por no hablar de si el Madridcae en la Champions League.

El asunto trae de cabeza al futbolista, que hace días que anda sumido en una profunda preocupación. Tanto que incluso los más cercanos al mallorquín  del vestuario madridista como Isco Alarcón o Dani Ceballos le han soltar alguna lágrima de impotencia. Y no porque Zidane no cuente con él.

La preocupación de Marco Asensio

Lo que más ofuscado tiene al centrocampista son los rumores que llegan desde la Selección española. Se escucha en los pasillos de La Ciudad del Fútbol de Las Rozas que la falta de minutos en el Madrid le puede dejar sin poder ir al Mundial de Rusia que se disputa el próximo verano.

El balear culpa de la situación a Zidane y avisa en su entorno cercano: si se queda sin ir a la cita mundialista y el míster sigue la próxima temporada, no dudará en hacer las maletas.