Isco cena en Madrid con un pez gordo (y a Florentino Pérez le cambia la cara)

Isco Alarcón se está moviendo. El andaluz sabe que en el Madrid no tiene sitio en el once y quiere cambiar de aires. Eso ha llevado al español a pedirle a su representante que retome contactos con varios clubes de Europa en busca de una posible salida.

Una información que ha llegado a oídos del presidente del club, Florentino Pérez, y que no le ha cambiado la cara. Pero la realidad es que el centrocampista no quiere perder más el tiempo.

De más a menos

Y mira que cuando empezó la temporada parecía que éste iba a ser su año. Cuando Gareth Bale se lesionó, Zinedine Zidane le dio minutos y titularidades. Y respondió. Muy bien además.

Sin ir más lejos, durante la ausencia del galés, fue Isco quien tiró del carro del conjunto blanco. La afición estaba con él y parecía que, por fin, había encontrado su sitio en el once.

Nada más lejos de la realidad. En el momento en que Bale volvió a estar disponible, la presencia de Isco en el terreno de juego bajó en picado. Eso sí, no fue gratuito que uno de los que mejor estaba rindiendo fuese sido el sacrificado.

Cristiano se mueve

Y es que no fue ni más ni menos que Cristiano Ronaldo quien le pidió (o exigió) a Zidane que la BBC era intocable. El portugués, que se lleva a matar con Alarcón, no quería al español en el campo si Karim Benzema y Gareth Baleestaban disponibles.

No sabemos si es casualidad o es que aceptó el consejo, pero lo cierto es que poco se ha visto a Isco en el campo desde que volvió el galés.

La cena de la discordia

Sabiéndolo, y viendo que no tiene pinta que la situación vaya a dar un vuelco radical (y más conociendo que la exigencia de Cristiano sigue vigente), el centrocampista español ya se está moviendo.

Su representante se ha visto en varias ocasiones con diversos clubes, pero es con el Manchester City con quien más se está dialogando. Sin ir más lejos, su representante se reunió hace unos días en una cena en Madrid con emisarios del conjunto dirigido por Pep Guardiola.

Y es que el técnico catalán sabe que no está a gusto en el real y se lo quiere llevar para su City. Es un jugador que encaja perfectamente con la filosofía de juego de Pep y que podría funcionar muy bien en la Premier League.

De momento no hay nada cerrado, pero Florentino ya sabe que Isco se está moviendo para cerrar una salida de cara al verano. Una salida que dejará unos cuantos millones en las arcas blancas pero que hará perder a un crack a la plantilla del Real. Eso sí, Cristiano y Zidane estarán felices de perderlo de vista.