El nuevo Real Madrid de Florentino Pérez: tres salidas sonadas, una traición, cinco fichajes bomba (y una sorpresa)

La revolución galáctica más salvaje nunca vista. Esto es lo que le espera al Real Madrid el próximo verano. Florentino Pérez tiene decidido tirar la casa por la ventana.

En el fútbol, los ciclos ganadores son de duración determinada. Es necesario hacer retoques constantes en las plantillas y, llegado el momento, una transformación.

Tras ganar tres Champions en los últimos cuatro años, el Madrid de Ancelotti y Zidane empieza a morir de éxito. Florentino lo tiene claro.

Han sido años de ahorrar. De vender a jóvenes promesas como Álvaro Moratapara hacer caja y de apostar por diamantes en bruto de futuro. Pero el presente asusta.

Con el cargo de Zidane pendiente de un hilo –Joachim Low, Antonio Conte, Mauricio Pochettino, Jurgen Klopp y Guti son las principales alternativas–, hay que acelerar ese gran cambio.

Tres salidas sonadas

Lo primero será firmar tres salidas sonadas. Las necesarias para confirmar el cambio de ciclo: Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Keylor Navas, a la calle.

Llegó la hora de despedir al jugador que ha hecho historia en el Madridsuperando todos los registros individuales y devolviendo al club a la gloria europea. Su mejor escudero, y protegido eterno de Zidane, se irá con él.

La traición

Además, el presidente valora seriamente perpetrar una traición. Dolorosa, pero quizás necesaria: Marco Asensio. Costó 3,5 millones y podría dejar mucho dinero en el club.

Sin embargo, Florentino lo ve como moneda de cambio para cerrar uno de los cinco fichajes bomba que necesita el equipo: Eden Hazard.

La llegada del futbolista belga del Chelsea se abarataría mucho si Asensioentra en la operación. Con Hazard en el equipo, el balear volvería a contar con muy pocos minutos.

Hazard y otros cuatro fichajes bomba

Otro fichaje estrella pasa por reforzar la portería con David de Gea. Es el gran deseado por Florentino desde hace años, cuando se frustró su contratación en 2015, en el último momento.

La otra gran necesidad del equipo es un central que podría provocar la salida de Jesús Vallejo o bien Raphael Varane. El que más gusta es Bonucci, aunque Marquinhos y David Alaba también.

Por último, hacen falta otros dos cracks de primer nivel para reforzar la delantera. Uno, prácticamente cerrado, será el relevo de Benzema: el jugador del Inter Mauro Icardi.

Y luego está la gran bomba. El fichaje anhelado desde sus tiempos mozos que se le escapó en 2013 para vestir la camiseta del eterno rival, el Barça.Hablamos de Neymar.

Su contratación en 2018 parece muy difícil y requiere pagar demasiado dinero. Solo sería viable en caso de que Neymar levante la Champions con el PSG este año. Si no, lo normal es que la operación se haga esperar hasta 2019.

La sorpresa inesperada

Y todo ello, sin contar una sorpresa que todavía no se imagina Florentino Pérezque pueda ser real: la marcha de Isco Alarcón. El malagueño tiene muchas ofertas.

Una de las más atractivas es del Manchester City. Pep Guardiola hace tiempo que quiere al malagueño. Se olvidó tras recibir calabazas en verano y verlo renovar meses después con el Madrid.

Sin embargo, la falta de minutos que vuelve a protagonizar Isco ha disparado las alarmas. Zidane lo ha condenado al banquillo en favor de la BBC. No lo soportará por mucho tiempo.