Messi busca un traidor en el vestuario del Barça (y lo encuentra)

Ya sabe quién es. Hacía tiempo que Leo Messi andaba con la mosca detrás de la oreja. El crack argentino no entendía cómo era posible que muchas de las informaciones internas del vestuario blaugrana estuvieran saliendo a la luz.

Ahora ya lo sabe. Tienen un ‘topo’ en el jardín del Camp Nou. Un traidor. Un crack que está pasando información muy comprometida de la plantilla azulgrana. ¿Quién es? Pues ni más ni menos que André Gomes.

Conexión Real

El caso es que Messi se ha enterado que es Gomes quién está poniendo en riesgo la estabilidad de la entidad catalana explicando varias intimidades a su gran amigo Cristiano Ronaldo.

Según parece, durante las convocatorias de la selección portuguesa de fútbol, el centrocampista, que sabe que en el Barça no tiene muchos amigos, aprovecha para sentarse con Cris y explicarle ciertas cosas. Secretos que, ahora ya saben por qué, acaban llegando a los medios.

De hecho, fue Gomes quien filtró hace unos meses que era Leo quien hacia las alineaciones en el Barça. Algo que Messi aún no ha olvidado.

Lo quieren fuera

Un motivo más para querer que André abandone el club. Obviamente no es el único. La margen de estar convencidos de que es él quien filtra información, su conexión, tanto dentro como fuera del campo, con los demás jugadores es prácticamente nula.

El portugués no ha acabado de cuajar en el juego ni de Luis Enrique en su momento ni ahora con Ernesto Valverde. De ahí que, viendo que el luso es como una rémora, los pesos pesados del equipo le hayan pedido al presidente Josep  Bartomeu que se lo saque de encima cuanto antes.

Algo que, visto lo vistió, no va a ser nada fácil. Nadie está dispuesto a pagar lo que piden por el desde el Camp Nou. De momento solo han llegado propuestas de cesión, peral al club catalán le interesa hacer de caja de cara a un verano que se prevé movido.

En cualquier caso, lo que está claro es que, a partir de ahora, el día a día de Gomes en el vestuario culé puede que sea aún más difícil que lo que ha sido hasta ahora. Ya no confían en él y lo quieren fuera.