La marca que paga una bestialidad por Neymar (y no es para llevarlo al Real Madrid)

Mal asunto. En el Manchester United no soplan los vientos de cara. Los responsables de los red devils esperaban mucho más del segundo año de José Mourinho al mando del conjunto británico.

A 15 puntos del Manchester City en la clasificación de la Premier League, los de Old Trafford solo aspiran a ganar la Champions League, algo que ven bastante improbable, y a adjudicarse la FA Cup un título demasiado intrascendente para las inversiones en fichajes que han realizado los ingleses.

Una situación que tiene sin pegar ojo a los inversores americanos y dueños de la empresa, que ven que a pesar de invertir grandes cantidades económicas en el equipo, no ganan.

Además, los días de Zlatan Ibrahimovic en Manchester están contados, mientras que Wayne Rooney termina contrato en junio del 2019. Asimismo, Paul Pogba ha sido una de las grandes decepciones de os últimos años. El United compró al centrocampista a la Juventus de Turín a cambio de 120 millones de euros, un traspaso que desató la locura de precios que se está viviendo hoy en día, pero que no está dando los réditos que se esperaban. El francés está siendo una de las decepciones más grandes en Old Trafford de los últimos años.

En otras palabras, pronto se quedarán sin jugadores franquicia y los que llegan no logran ganarse el puesto. Tanto es así que los mandatarios británicos andan en busca de un crack que revolucione el club a corto/medio plazo y que dé las garantías suficientes para construir un proyecto a su alrededor.

Los candidatos del Manchester United

Cristiano Ronaldo era el candidato perfecto. En el conjunto inglés estarían encantados de reabrirle las puertas, mientras que el futbolista no vería con malos ojos regresar al equipo que le convirtió en el más grande.

Pero Mourinho ya ha dejado claro que no lo quiere en el equipo ni en pintura. Mientras el luso dirija los red devils, la operación será imposible.

La otra opción es Gareth Bale, que va como loco por volver a la Premier Leaguey escogería el United por encima de cualquier otro equipo.

No obstante, a su principal patrocinador, Chevrolet, le interesa otro crack mundial por el que estarían dispuestos a poner el resto: Neymar Jr.

Chevrolet quiere Asia

La multinacional americana también tiene algo que decir y estaría dispuesta a pagar parte de la ‘fiesta’ del fichaje de Neymar por el Manchester para impulsar la marca de la mano del brasileño. Especialmente en Asia, dónde Ney es prácticamente un Dios.

Chevrolet tiene muy claro que, con el carioca en el barco del United, la firma automovilística puede arrasar en el mercado asiático, así como asegura la proyección de la marca a corto, medio y largo plazo.

El problema será el Paris Saint-Germain y el dirigente Al Khelaifi. El mandatario catarí no tiene intenciones de dejar salir al delantero y si lo hiciera sería por mucho más de los 222 millones que pagó al FC Barcelona para sacarlo de la ciudad condal.