Keylor Navas le cambia la cara a Cristiano Ronaldo con una oferta de la Premier (y la Liga)

Los dos están en el punto de mira. Keylor Navas y Cristiano Ronaldo andan en la cuerda floja en el Real Madrid. Ambos tienen muchos números para salir del conjunto blanco el próximo verano.

Florentino Pérez quiere fulminar al costarricense desde hace tiempo. Concretamente desde que el episodio del ‘maldito’ fax frustró el cambio de cromos que tenía en marcha con el Manchester United con David de Gea en verano del 2015.

Keylor Navas, camino de la puerta de salida

El asunto todavía tiene sin pegar ojo al presidente, que pretende atacar de nuevo su fichaje en cuanto finalice la presente temporada. Una operación que, de producirse, dejaría en la puerta de salida a NavasDe Gea tiene claro que no firmará por el Real mientras tenga competencia en la portería, con lo que si el presidente quiere a David deberá deshacerse de Keylor.

Pero el tico no se quiere marchar. El guardameta quiere cumplir su contrato con el Madrid hasta el último artículo y no tiene intención alguna de dar su brazo a torcer.

La situación de Cristiano Ronaldo

Todo lo contrario que Cristiano Ronaldo. Al luso le han dejado claro desde la T4 del Santiago Bernabéu que ha tocado techo en el asunto salarial. Cada vez son más los que avisan de que su declive ha empezado y no se quieren pillar los dedos.

Pero el portugués quiere culminar su carrera con un contrato que iguale los de Leo Messi en el FC Barcelona o el de Neymar Jr en el Paris Saint-Germain. De ahí los avisos a la cúpula con abandonar la entidad en los próximos meses.

Sin embargo, CR7 lo tiene crudo para salir de Chamartín. Al delantero le falta algo que sí tiene Keylor y que necesita Ronaldo para llevar a cabo sus amenazas: ofertas de mercado.

El cancerbero tiene propuestas del Sevilla y del Liverpool, pero ya ha comunicado al dirigente que las rechaza y que su único plan pasa por luchar por la titularidad en la portería blanca. Una situación que el luso envidia, al que le irían de lujo las propuestas para poner en jaque al Madrid.