Marco Asensio entra en un trueque galáctico de Florentino Pérez

Marco Asensio no lo está pasando nada bien en el Real Madrid. Florentino Pérez le prometió, para convencerlo y que renovara, que tendría minutos y que sería una de las piezas claves del equipo.

Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que el mallorquín muy pocas veces parte como titular y apenas está teniendo minutos de calidad. Es uno de esos jugadores que forman parte de la mal llamada ‘segunda unidad’.

Una situación que está cerca de acabarse. Y es que Florentino está dispuesto a meter al centrocampista en una operación galáctica. Una operación que hará más que feliz a Zinedine Zidane.

Trueque

No es otra que la de Eden Hazard. El crack del Chelsea es uno de los objetivos prioritarios (para Zidane es el número uno) en la lista de fichajes de cara al próximo verano.

Hace ya meses que el belga suena como futuro jugador blanco. Y Asensio lo sabe. De hecho, el balear hace ya tiempo que avisa que si el astro llega al Bernabéuél se irá. Si ahora no tiene minutos, nada hace pensar que tras la llegada de Eden, que juega en su posición, los tendrá.

Y ahí es donde Pérez ha visto una oportunidad. Obviamente cuenta con el ok de Zidane, que va como loco por ver a Hazard en Valdebebas. El presidente está sondeando la posibilidad de incluirlo en el traspaso y así facilitar la llegada del crack ‘blue’.

Se complica

Una posibilidad que Asensio, pese a que su intención era quedarse y triunfar en el Real, ve con buenos ojos. Además, el Madrid ya ha recibido un aviso que lo ha dejado preocupado.

Ha sido el mismo Hazard quien le ha dicho a Zidane que, o bien espabilan, o la cosa se puede complicar. El Manchester City quiere poner 170 millones encima de la mesa por él. Y desde Stanford Bridge están dudando.

De ahí que Pérez quiera meter a Marco en el traspaso. Sabe que es un jugador que gusta a un Antonio Conte que ya se ha resignado a aceptar que su crack se irá en verano. Incluir a Asensio en la operación es una buena manera de convencer al club de Londres. O al menos intentarlo.