ESPELUZNANTE – IA DE GOOGLE CREA SUS PROPIOS HIJOS

Anuncio

La experimentación y desarrollo de Google con la inteligencia artificial sigue a su ritmo y no tiene pinta de que se vaya a parar en ningún momento. Siguiendo la estela de la creación de un maestro de ajedrez experto AI en cuestión de horas, la compañía ha creado una inteligencia artificial capaz de producir sus programas inteligentes artificiales, osea, sus propios mini-programas con su propia IA. Las creaciones del llamado “padre bot” han demostrado una enorme capacidad de mejora con respeto a su antecesor, desde el análisis de palabras simples hasta la comprensión de imágenes complejas en solo unos pocos meses. Todo viene por la capacidad de aprendizaje de los algoritmos de última generación.

El nuevo Google AI puede crear sus hijos más listos que él mismo

Este proyecto particular de IA se conoce como el sistema AutoML(Aprendizaje automático por máquina). Funciona al tener un controlador AI, conocido como el padre, que crea los diseños para la IA ‘infantil’. El niño recibe una tarea que completa y luego envía comentarios a su creador. El creador luego usa la información para crear un segundo hijo con varias mejoras en el primero. Se espera que este proceso le permita a la IA padre producir programas específicos que serán mucho más sofisticados que cualquier cosa que los ingenieros humanos puedan producir y, por lo tanto, perder el control en unos pocos pasos. “Nuestro enfoque puede diseñar modelos que alcancen precisiones a la altura de los modelos de última generación diseñados por expertos en aprendizaje automático (incluidos algunos en nuestro equipo)“, dijo un representante de la compañía.

Anuncio

El hecho de que los nuevos IA infantiles sean cada vez mejores en el tratamiento de las imágenes puede marcar una gran diferencia en la forma en que los seres humanos usan Internet. Muchos sitios web usan captcha, un programa que le pide a los seres humanos que descifren un problema simple basado en imágenes para demostrar que no son robots, ya que las IA históricamente han sido incapaces de lidiar con imágenes. Sin embargo, ahora que están mejorando, esta tecnología tendrá que evolucionar para ponerse al día con la tasa de cambio, lo que significa que podría ser necesaria una solución completamente nueva para evitar que los robots de spam se vuelvan locos en Internet.

No podemos más que preocuparnos por esta nueva etapa de la evolución robótica, ya que nadie va a poder tener un control real del aprendizaje de los vástagos de la máquina de Google. Parece ser que Google no parará hasta llegar a un nivel de avance tal que sea completamente imposible darle al botón de “OFF” para acabar con la posible singularidad de la máquina. Esto es algo que se prevé ya que este “padre” no hace más que retroalimentarse de todos lo miles de millones de internautas que se conectan cada día y pasan sus experiencias por sus circuitos. Una vez que los hijos de esta máquina dejen de hacerle caso a su padre… ¿Qué podrá pasar? ¿Cuál será el objetivo de estos?