André Gomes entra en una operación estrella del Barça (y Valverde salva a otro)

André Gomes tiene los días contados en el FC Barcelona. Salvado por la campana en el actual mercado de invierno –acaba este miércoles–, el futbolista luso hará las maletas de Barcelona el próximo verano a menos que cambien mucho las cosas.

A menos de que, de repente, Gomes aprenda a combinar con velocidad y se adapte bien al sistema de juego del Barça, sus opciones de continuar son nulas.

Valverde intentará darle minutos para que suba su cotización de mercado. Pero el objetivo primordial pasa por venderlo a final de curso y, en la media de los posible, hacer caja.

Desde el club ya piensan incluso en una operación donde podrían meterlo: rumbo al Atlético de Madrid. Sería una manera de abaratar el fichaje de Antoine Griezmann.

Aunque la cláusula del delantero francés –100 millones de euros– es asequible, la inclusión de Gomes podría ayudar a dos cosas: pagar menos y evitar los impuestos derivados.

Además, Gomes es un jugador que encaja mucho mejor en un sistema de juego como el que propone Simeone. Es un futbolista peligroso con espacios, pero poco eficaz en espacios reducidos.

Aleix Vidal se queda (de momento)

El otro jugador que de momento también se queda en el Barça hasta final de temporada es Aleix Vidal. Su caso tiene similitudes con el de Gomes.

Valverde ha preferido mantener a Vidal que malvenderlo. Ni el Sevilla ni la Roma llegaban a ofrecer ni 15 millones de euros por él.

A falta de una buena oferta se quedará en el Camp Nou para ser el suplente de Ousmane Dembelé, actualmente lesionado. Aunque no es un gran jugador, Valverde está contento con él.

Como ocurre con Gomes, no obstante, la idea es que coja minutos y gane protagonismo en la justa medida: la de ponerlo en el escaparate para venderlo en verano.

Si entonces llega alguna oferta razonable, Vidal marchará del Barça. Como Gomes, que de quedarse se vería amenazado también por el más que probable fichaje de Arthur.