Transformador de 20,000 años de antigüedad hallada en Kosovo

En el territorio de Kosovo, en la zona de los montes Šar, una de las cadenas montañosas más grandes de la península de los Balcanes, el fotógrafo e investigador Ismet Smiley descubrió un artefacto misterioso que no encaja en la historia oficial de la civilización humana.

El artefacto que encontró Ismet es una piedra de forma inusual en la que se construyó una bobina electromagnética. Y la bobina de cables de cobre no esta insertado simplemente en la ranura de corte, sino que forma un todo con la piedra, como si la piedra se hubiera derretido, y luego se le dio la forma necesaria para crear un transformador.


Ismet dio una muestra de la piedra para el análisis y se encontró que esta piedra no tiene menos de 20 mil años. Además de la piedra y la bobina con alambres de cobre, el artefacto contiene un aislante cuya composición difiere del material circundante y tiene bandas convexas en un círculo que se asemeja a una talla, y también se funde en la piedra, como la propia bobina, y en el otro lado de la piedra hay 4 aberturas simétricamente ubicadas, que muy probablemente representan agujeros para los cables y recogen la energía recibida del transformador.


Este misterioso artefacto desde la profundidad de los siglos puede arrojar luz sobre los orígenes de la civilización humana, por supuesto, si es explorado oficialmente por científicos que confirmarán el hecho de que se trata de un transformador eléctrico fabricado hace 20.000 años. Pero es dificil que los científicos quieran decir la verdad sobre el misterioso hallazgo, y aún más el contarlo al mundo entero.

Ismet dice que planea entregar este artefacto a los científicos y que hay una gran probabilidad de que nunca lo volvamos a ver, ni podremos leer los resultados de estos estudios.