Departamento de Salud en California advierte sobre radiación del teléfono celular

Anuncio

El Departamento de Salud Pública de California (CDPH) publicó una advertencia sobre el peligro que representa la radiación del teléfono celular. Además, el organismo lista una serie de precauciones que los consumidores pueden seguir para protegerse a sí mismos.

Fotografía: Johnny Silvercloud.

Se trata de “acciones sencillas, como no guardar el celular en los bolsillos y alejarlo de la cama durante la noche”, dijo la Dr. Karen Smith, oficial de salud pública estatal y directora del CDPH, con lo que “se puede reducir la exposición tanto en niños como en adultos”. Sin embargo, a pesar de la sencillez de estas recomendaciones, aplicarlas básicamente requiere que cambiemos la forma en que interactuamos con nuestros teléfonos. Los puntos importantes para evitar la radiación de nuestros teléfonos celulares son:

– Escribir más y hablar menos.

– Evitar los productos que puedan funcionar como bloqueadores de radiofrecuencia pues, en caso de una señal de teléfono celular débil, el dispositivo termina emitiendo una mayor cantidad de energía.

– Mantener el teléfono celular alejado de la cama durante la noche.

– Quitarse los auriculares cuando no se esté en una llamada.

– Mantener el teléfono alejado del cuerpo.

– Reducir el uso de teléfonos para la transmisión de audio o video, o en su defecto mantener el teléfono lo más lejos posible cuando se esté transmitiendo contenido.

– Reducir el uso de teléfono celular cuando la señal es débil, pues los teléfonos emiten más radiofrecuencia para intentar volverse a conectar con la torre.

Los siete pasos anteriores pueden resumirse en uno mucho más simple: poner el teléfono celular en modo avión cuando no lo estés utilizando.

¿Es peligroso estar cerca de un teléfono celular?

No se trata de la primera ocasión en que emergen preocupaciones sobre la seguridad de la radiación emitida por teléfonos celulares, aunque hasta la fecha no exista evidencia científica conclusiva sobre el tema.

Uno de los grandes promotores para que se limite el uso del teléfono celular es el trabajo de Joel Moskowitz, director del Center for Family and Community Health en la Universidad de California en Berkeley.

En 2009, Moskowitz cambió su investigación sobre los efectos del tabaco en la salud a los producidos por el teléfono celular después que un colega surcoreano le mostrara literatura donde se sugiere que “los fabricantes de teléfonos celulares quieren que mantengas una distancia mínima entre el dispositivo y el cuerpo”, explicó en una entrevista. “Si mantienes el dispositivo sobre tu cuerpo, excedes los límites previstos por la FCC”.

En 2015, el departamento de salud pública de Connecticut, en Estados Unidos, publicó una serie de recomendaciones parecidas. Puedes leer a detalle las recomendaciones del Departamento de Salud Pública de California en este documento.