El puma se declara oficialmente extinto en los estados del este de EEUU

Anuncio

No queda ningún puma oriental en los estados al este del río Misisipi. Después de no haberse visto ningún ejemplar desde hace 80 años, se ha declarado oficialmente extinto.

Aunque el gran felino estaba en la lista de especies en peligro de extinción desde 1973, hacía más décadas que no se avistaba. Se cree que al último se le disparó en Maine en 1938.

En 2011, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EEUU abrió una investigación para comprobar si el animal, común en el oeste, seguía vagando por las montañas del este. Cuatro años más tarde concluyeron que no y hoy se les saca de la lista de especies amenazadas. Porque ha dejado de existir en ese territorio.

Varias personas han asegurado haber visto pumas recientemente, pero los biólogos declararon que debía ser alguno que se escapó de un zoológico. Perseguido hasta la saciedad, la caza excesiva y la invasión de su hábitatsupuso su condena a principios del siglo pasado.

Ahora, claro, se lamenta. De ser considero amenaza para los humanos y el ganado, se ha comprobado que jugaba su papel en el ecosistema. La población de ciervos se ha disparado, las garrapatas que albergan han proliferado y las colisiones de coches entre ciervos y automóviles han aumentado considerablemente.

“Los pumas podrían frenar la sobrepoblación de ciervos y las enfermedades transmitidas por garrapatas que amenazan la salud humana”, apuntó Michael Robinson, defensor de la conservación del Centro para la Diversidad Biológica, en un comunicado.

Propone reintroducirlo otra vez. “Necesitamos grandes carnívoros como los pumas para mantener sana la red alimentaria, por lo que esperamos que los estados del este y del medio oeste los reintroduzcan”, apuntó.