CARA RECONSTRUIDA DE UNA ADOLESCENTE DE HACE 9.000 AÑOS

Anuncio

El cráneo de la “chica” de 18 años fue hallado en la cueva de Theopetra, Grecia y pertenece a una de las edades más importantes en la historia de la humanidad, en lo que se conoce como los “albores de la civilización”, sobre el 7000 a.C. Este fue el momento justo, según los expertos, en los que los seres humanos dejaron de ser cazadores-recolectores después de cientos de miles de años y comenzaron a crear sociedades organizadas.

Y es que, aunque muchos se empeñen en asegurar que las civilizaciones eran mucho más antiguas, las pruebas arqueológicas, a día de hoy, no señalan ésta como la época en la que los seres humanos dejamos de deambular por el mundo detrás de nuestras presas y nos asentamos en un sitio al que llamamos “hogar” junto a otros pequeños grupos de personas parecidas a nosotros. Esto es gracias, en parte, a los avances tecnológicos de aquella época, el más importante, la revolución agrícola.

Un grupo de científicos y arqueólogos de la Universidad de Atenas presentaron la reconstrucción de esta semi-adolescente (casi adulta) en el famoso Museo de la Acrópolis de la capital griega.

El cráneo de Avgi, que es así como llamaron a la señorita, fue desenterrado por primera vez en 1993 en la cueva de Theopetra, en la ciudad griega de Tesalia. Esta cueva es un punto arqueológico bastante interesante por los numerosos restos humanos de varias épocas: Paleolítico, Mesolítico y Neolítico.

En un principio, los análisis sugirieron que el cráneo pertenecía a una persona de 15 años, pero después de analizar con más detenimiento su estructura dental, pudieron hacer una datación más precisa y mostraron que tenía alrededor de 18 años.

El proyecto de reconstrucción facial estuvo dirigido por el ortodoncista Manolis Papagrigorakis y el método es ya bien conocido en 3ConCatorce, ya que es el mismo que se realizó en su momento a la mujer peruana conocida como Reina de Huarmey.

Eso sí, características como el color del pelo y el de los ojos fueron estimados, ya que son imposible de resolver, aún así intentaron guiarse por los rasgos generales de la población en esa zona por aquella época.

El arqueólogo y escultor sueco, Oscar Nilsson, que también trabajó en la reconstrucción de la Reina de Huarmey peruana afirma: “Avgi tiene una calavera y características únicas, no especialmente femeninas. […] Después de haber reconstruido muchas mujeres y hombres de la Edad de Piedra, creo que algunas características faciales parecen haber desaparecido o ‘suavizado’ con el tiempo. En general, nos vemos hoy menos masculinos, tanto hombres como mujeres“.