¿MINERÍA EN LA LUNA?

Hasta la fecha toda la actividad económica humana ha dependido de los recursos materiales y energéticos que se encuentran en un solo planeta; y por supuesto es comprensible. También se debe considerar que la humanidad está avanzando en la exploración espacial y que ésto podría cambiar la manera en que los humanos obtenemos los recursos, dando paso a una fuente externa ilimitada de recursos y minerales.

Observa la luna esta noche y podrías estar viendo la solución. El vecino más cercano a la tierra podría jugar un mayor rol en la extracción de recursos, y un gran número de compañías privadas ya han comenzado a explorar las posibilidades de llevar a cabo actividad minera en la luna.

Es importante tener en cuenta que aún después de 40 años de la misión Apolo, todavía no tenemos un cuadro completo del potencial económico que la Luna podría ofrecernos, y para obtener un cuadro más claro, será necesario implementar programas de exploración lunar más rigorosos. Por tal razón las misiones futuras de exploración lunar (entre ellas la tan anunciada Lunar Mission One) son tan importantes.

Sin embargo, como resultado de trabajo de las últimas 4 décadas; parecemos tener la información suficiente para realizar un análisis de primer orden del potencial de los recursos lunares. Para hacer tal cosa es importante tener en cuenta tres posibles usos de dichos recursos a futuro:

Excavación profunda: Tenemos la opción de usar los recursos lunares para facilitar la exploración continua y el futuro desarrollo económico de la misma Luna. Generalmente nos referimos a este concepto como Utilización de Recursos in Situ (en inglés: In-Situ Resource Utilization, ISRU)

Podriamos hacer uso de los recursos lunares para facilitar la actividad científica y económica de ambas; la tierra y la luna; y también para futuras exploraciones en el Sistema Solar.

También se podría considerar la importación de recursos lunares a la superficie de la Tierra, donde contribuirían directamente a la economía global.

Trabajo reciente ha demostrado que la Luna posee materiales apropiados para ISRU. Más importante al respecto; son la evidencias de reservas de agua y de hielo y otras volatilidades atrapadas en fríos y permanentemente sombríos cráteres en los polos lunares. Además de ser necesaria para la subsistencia de la vida humana; el agua también es una importante fuente de oxígeno e hidrógeno.

Además de los posibles depósitos de hielo en la Luna; desde la exploración de Apolo se ha sabido que el polvo lunar contiene demasiadas volatilidades, sustancias derivadas recientemente del polvo solar, y que teambién podrían ser útiles para actividades ISRU.

Aunque ISRU definitivamente beneficiará sin duda alguna el futuro de la exploración científica; es verdad que dichas actividades tendrán un significado económico si las exploraciones lunares que se hagan más adelante y el desarrollo que éste traiga consigo mismo trajeran beneficios para la economía global. Acá es donde el segundo de esos potenciales usos que se podría implmentar con los recursos lunares vendría a ser importante.