Estas imágenes de animales extintos te permiten disfrutar de su rareza hoy

Anuncio

Asociaciones no gubernamentales como Greenpeace y WWF (World Wild Foundation for Nature), entre otras nos alertan del peligro constante en el que se encuentran algunas especies animales, pero sólo tomamos conciencia de la dramática situación a la que estamos llevando el patrimonio natural de la Tierra cuando, desgraciadamente, es demasiado tarde como podemos ver en estas imágenes de animales extintos.
Disfrutar de las imágenes de animales extintos es lo único que nos queda

Esta es una de las últimas fotos que tenemos de este espléndido animal se trata del Rinoceronte Negro Occidental, una rara subespecie del Rinoceronte Negro, podía llegar a medir hasta los 3.8 metros de largo por 1.60 de alto y pesar unos 1.300 kilos aproximadamente.

Solía vivir en la sabana centro-occidental africana, Camerún, Tanzania, Kenia, Etiopía y la caza furtiva fue el motivo de su exterminio. En algunos países asiáticos como China y Vietnam el cuerno de este animal era muy preciado para su empleo en la medicina tradicional por sus supuestos poderes curativos de ciertas enfermedades, como la impotencia o el cáncer, llegando a pagarse los 50.000 dólares el kilo, aunque no existen pruebas científicas de tales virtudes la alta demanda fomentó el comercio ilegal, hasta que en 2006 la IUCN, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza lo declaró oficialmente extinto.

El Tigre del Caspio es otro de estos preciosos animales que conforman la lista de animales extintos desde 1970. Habitaba en las regiones del suroeste del Mar Caspio, desde Turquía e Irán hasta el desierto de Takla Makan en Xinjiang (China) y era uno de los felinos más grandes de la historia, junto con el Tigre Siberiano y el de Bengala. Podía llegar a medir los 270 centímetros y a pesar hasta 240 kilos.

Su preciosa piel de colores tierra vivos, con las características rayas de un negro brillante, fue uno de los motivos de su desaparición, junto con las grandes cacerías que organizaban los militares de la zona para “limpiar” de predadores los bosquescercanos a las zonas de cultivo, que eran siempre más numerosas, hasta llegar a eliminarlos por completo.

Recientemente existe un proyecto para su recuperación utilizando ADN del Tigre de Amur, pero el problema es que en la actualidad no hay sitio en la Tierra para que viva una población de animales de estas características que necesitaría un área de 5.000 km2 rica en presas (ciervos, cabras, etc.)

La Quagga es el último animal que recordaremos, en esta ocasión, nos dejó lamentablemente en el ya lejano 1878. Era, como ves, una subespecie de la cebra con la particularidad de tener la mitad del pelaje de un color rojizo uniforme y las patas blancas, originaria de Sudáfrica y la Provincia del Cabo. La mayoría de ejemplares de esta especie fueron sacrificados vilmente por los colonos ingleses, para utilizar su hábitat natural como tierra de pasto destinada a los animales domésticos.

Por suerte y gracias a los avances en el campo de la biología, se está recuperando este fantástico animal, que se encuentra ya en su quinta generación desde que se hiciera la primera clonación en 1987.

No esperemos a perder los animales para darnos cuenta del enorme error cometido. Conservemos la diversidad natural. ¿No estás de acuerdo?