Britney Spears Confiesa: “Rezo a Dios todas las Noches para pedirle Perdón” (Video)

Anuncio

Britney Spears se sincera y confiesa que reza a Dios todas las noches para pedirle perdón por los errores cometidos en el pasado, como haberse aliado con la secta Illuminati. La cantante sufre verdaderos ataques de pánico porque no quiere que sus hijos sean absorbidos por los mismos que destrozaron su vida. Los Illuminati.

La diva ha confesado a sus amigos más cercanos que está realmente preocupada por lo que estas personas puedan hacerles a sus hijos. Por ello, les contó que la desesperación le ha llevado a rezarle a Dios todas las noches para suplicarle que la perdone por haber estado involucrada en el movimiento Illuminati. Le reza a Dios para que sea castigada por sus errores, pero que no castigue a sus hijos. Sus amigos han advertido del grave estado de pánico en el que la cantante se encuentra. Desesperados y abrumados por la situación, han dado la voz de alarma y la noticia se ha filtrado, haciendo arder las redacciones.

Britney está aterrorizada de que sus dos hijos puedan ser absorbidos y corrompidos por quienes dominan la industria del entretenimiento y el espectáculo. “Soy fuerte y tengo que asumir la responsabilidad de mis propias acciones y de las personas con las que me asociaba en el pasado. Por las cosas que he hecho y en las que ha participado”, dijo Britney, que siguió sincerándose y hablo de una pesadilla que se le repetía cada noche: “Tengo un sueño dónde estoy en un área de guerra y en ella también me acompañan mis dos hijos. En el sueño, me acuesto encima de ellos y hago de escudo antibalas. Haría cualquier cosa por mis hijos, tanto durmiendo como despierta. Haría cualquier cosa con tal de darles la oportunidad de vivir una vida decente”, añadió.

Anuncio

Britney saltó a la fama a finales de los noventa, aunque había hecho sus “pinitos” en el mundo de la música desde niña. Pero no fue una estrella de la música pop hasta que la indujeron al control mental “MK ULTRA”. Desde entonces, Britney fue un icono pop y también un icono Illuminati. Pero un colapso mental sufrido en medio de una actuación la llevó al declive e incluso estuvo a punto de perder la custodia de sus hijos. La carrera de Britney vaticinó los peores pronósticos. Y la diva del pop estalló.

“Sólo quería redimirme de la vida que llevaba y reunirme con Dios”, confesó. Britney ha finalizado el contrato que tenía en una sala de Las Vegas donde ha estado trabajando desde el 2013. Consciente de su situación, se inclinó por aceptar la propuesta profesional en Las Vegas, que más bien se le antojaba como un suplicio, con el fin de poder recuperar un nivel económico que le permita retomar las riendas de su vida de forma independiente y sin títeres que la manipulen a su antojo.

La estrella del pop hizo recientemente unas declaraciones en el periódico israelí “Yedioth Ahronoth”, (Ella conoce tus Secretos), en las que relata que su vida estuvo totalmente fuera de su control durante las primeras giras de su carrera como cantante. Comentó lo mucho que le costó lograr escapar de la gran mentira que le habían vendido los Illuminati.

Confiesa en esta entrevista que estaba rozando el límite del bien y del mal, cerca de hacer cosas que nunca habría podido sacar de su alma. “Mi vida estaba controlada por demasiadas personas y así es imposible ser uno mismo. Trataba de complacer siempre a todo el que me rodeaba porque así soy en lo más profundo de mi ser. Hay momentos en los que miro hacía atrás y pienso: ¿en qué demonios estaba pensando?, concluyó.

Es un alivio ver que, a pesar de los vaivenes que ha sufrido durante esta última década, Britney finalmente ha sido capaz de reinventarse, quizás no del modo que quisieran sus más devotos seguidores, o su propia casa discográfica. Pero si ha sabido reinventarse como mujer y sobre todo como ser humano. Esperemos que por fin veamos a la diva totalmente recuperada y feliz. ¿Será la élite Illuminati capaz de dejar a Britney en paz?