Científicos del MIT crearon el primer “tatuaje viviente” del mundo

Anuncio

Un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), con células genéticamente modificadas de bacterias, desarrolló un nuevo método para la impresión en 3D, lo que le permite crear la llamada “tatuaje en vivo” que responden a diferentes estímulos.

Los tatuajes electrónicos y las tecnologías de tinta inteligente han demostrado un tremendo potencial en el campo de cambiar la forma y el tamaño de varios objetos en los últimos años. Además, estas tecnologías se pueden usar en dispositivos sensores portátiles o para reemplazar el tipo de control de dichos dispositivos. Mientras que muchos ingenieros están experimentando con diversos materiales receptivos, un equipo de investigadores del MIT se preguntó si podrían usarse células vivas en esta tecnología.

Anuncio

En primer lugar, fue necesario decidir qué células orgánicas se pueden utilizar y resultó que las paredes celulares bacterianas fuertes son la mejor solución, ya que pueden soportar la fuerza de la boquilla de una impresora tridimensional. Las bacterias también demostraron ser totalmente compatibles con los hidrogeles necesarios para una impresión 3D precisa.

Para probar la técnica, el equipo creó una imagen tridimensional de células bacterianas en la capa elastomérica. El boceto de un tatuaje tan complejo fue un árbol con ramas, cada una de las cuales se creó para reaccionar ante diversos estímulos químicos. Como resultado, cada rama de un árbol dibujado por bacterias demostró con éxito las capacidades de la tecnología.